El Estado Islámico reivindica el atentado de Londres: 'Lo peor está por venir'

estado-islamico

El autodenominado Estado Islámico ha reivindicado este viernes a través de un escueto comunicado publicado por su agencia de noticias Al Amaq el atentado con "cubo bomba" en el metro de Londres que ha dejado al menos 29 heridos.

Citando "una fuente de seguridad" del IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés), la nota precisa que "la detonación del artefacto explosivo improvisado en el metro de Londres fue llevada a cabo por una unidad afiliada al Estado Islámico".

El comunicado, como suele ser habitual en la primera reivindicación del grupo yihadista, no proporciona más detalles. La bomba, de fabricación casera, se hallaba alojada en un cubo de plástico blanco y estalló en un vagón del metro cuando se aproximaba a la estación de Parsons Green, reabierta esta mañana.

A diferencia de la reivindicación más común, en esta ocasión el comunicado se refiere a "unidad" en lugar de "soldado" lo que podría implicar la existencia de una célula y de cierta coordinación. Un escenario que, según los expertos consultados por este diario, apunta a la posibilidad de nuevos e inminentes ataques en el país.

"Lo peor está por venir"

La implicación directa del IS en la planificación del ataque ha quedado confirmada en un comunicado oficial del grupo, publicado poco después de la nota de Al Amaq. En el texto, el IS ofrece detalles más concretos y lanza nuevas amenazas. "Se plantaron varios artefactos explosivos improvisados. Uno de ellos detonó en una reunión de cruzados en el metro de Londres hiriendo a alrededor de 30 personas", esboza la nota. "Lo peor está por venir", advierte.

Coincidiendo con la reivindicación yihadista, el gobierno británico ha aumentado el grado de amenaza terrorista a "crítico", el más alto en la escala, que significa que un atentado es "inminente", según ha anunciado la primera ministra Theresa May.

En las horas siguientes al ataque, los seguidores del IS han celebrado en los canales de la aplicación de mensajería Telegram el atentado registrado en pleno ocaso de la organización en su cuartel general de Siria e Irak, los territorios en los que declaró su califato en 2014.

Londres es un objetivo recurrente de la propaganda yihadista. Precisamente, sus partidarios en Asia han publicado en la última semana imágenes de uniformados del califato entre las ruinas del Big Ben, un icono de la capital británica que es una obsesión de los yihadistas. La semana pasada, el IS volvió a amenazar con una "escalada" de atentados en Occidente en el nuevo número de Rumiyah, su revista en una decena de idiomas cuya portada estaba dedicada al atentado en Barcelona del pasado agosto.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.