Trump se niega a trabajar la transición con Biden y anuncia que se queda 4 años más en la Casa Blanca

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

El Gobierno de Donald Trump decidió este martes bloquear la transferencia de poderes al equipo del ganador oficial de las elecciones de EEUU, Joe Biden. Eso abarca incluso el área más sensible de la actividad del Estado de EEUU: la seguridad nacional. Así quedó de manifiesto después de que la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI), que coordina la actividad de las 17 agencias de espionaje de EEUU, se negó a cooperar con el equipo de Biden en el proceso. Las competencias de la ODNI incluyen la lucha antiterrorista, la ciberseguridad y la lucha contra la proliferación nuclear. Su director, John Ratcliffe, fue nombrado por Donald Trump en mayo pasado. Joe Biden, que ha hablado este martes, aseguró que el hecho de que Trump no reconozca la derrota "es una vergüenza" y que desea "hablar con el presidente".

Trump sigue actuando como si se fuera a quedar cuatro años más en la Casa Blanca. Hasta el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, siguió la narrativa republicana y aseguró que Trump había "ganado las elecciones" además de prometer una "transición tranquila", pero no hacia la presidencia de Biden, sino hacia "el segundo mandato" del presidente. 

Donald Trump se proclama vencedor y denuncia fraude en las elecciones de EE.UU.

La actitud de la Administración de Trump, amenaza, así, con provocar un caos institucional. Ésa parece ser la única opción que le queda al presidente para seguir en la Casa Blanca, exceptuada la intervención divina, que ha sido solicitada sin éxito por la ex candidata a la presidencia Michele Bachman, una de las antiguas líderes del Tea Party, el movimiento que dio pie al trumpismo. Bachman insistió en varios mensajes de vídeo que "Dios hizo a Trump presidente", pero el lunes cambió el tono, con un vídeo en el que decía: "Destruye la falsa ilusión, Padre, de que Biden es presidente. No lo es".

El 70% de los estadounidenses que están registrados como miembros del Partido Republicano sostienen que en las elecciones ha habido fraude, según un sondeo de la consultora Morningconsult para la web Politico. Una situación sin precedentes en la democracia más poderosa del mundo.

Pero lo que de momento Trump sí está logrando es provocar el caos. El lunes, el fiscal general William Barr autorizó a los fiscales de EEUU a investigar de oficio presuntos fraudes electorales. El máximo responsable de supervisión del Grupo de Delitos Electorales, proceso electoral en el Departamento de Justicia, Richard Pilger, dimitió inmediatamente en señal de protesta.

¡OJO! Dimite el Director de delitos electorales de EE.UU. tras las demandas de Trump por el pucherazo electoral


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.