Confidencial: el Estado Islámico planea matar a nuestros niños con helados envenenados

helados-islam

El odio que no cesa. Una carta intervenida por los cuerpos de seguridad alemanes ha revelado las ideas delirantes de un joven extremista musulmán: repartir helados envenenados a los niños en una escuela infantil.

Estas espeluznantes elucubraciones fueron descubiertas al ser interceptada una correspondencia entre Mohammed O., simpatizante del Estado Islámico de 17 años, y Yusuf T., otro adolescente yihadista.

"Trabajo como un repartidor de helados y vendo a muchos niños. ¿Puedo yo, de acuerdo con la 'sharia' (ley islámica), envenenar el helado con arsénico o warfarina, o mejor, con estricnina, para matar niños?", pregunta en la carta Mohammed O. a su compañero de 'yihad'.

Los dos jóvenes ya habían sido detenidos con anterioridad por su presunta relación con un ataque terrorista durante una boda, ocurrido en abril de este año en la localidad alemana de Essen. Fue precisamente mientras se encontraban en prisión esperando juicio cuando se enviaron la perturbadora correspondencia que sale ahora a la luz.

"¿Puedo también hacer 'Istis hadi Amaliya' (suicidio) en un jardín de infancia?" continúa con sus enloquecidas dudas Mohammed O., sugiriendo en este caso la posibilidad de explotar su camión de helados en una escuela infantil.

El menor se preguntó también si era correcto violar a las hijas de los "infieles" (personas que no pertenecen a la fe musulmana), "porque se puede violar a las esclavas sexuales".

La carta fue revelada durante una de las audiencias celebradas ante el tribunal que los juzga por el ataque de Essen. Los adolescentes yihadistas se encuentran recluidos en un centro de detención a la espera de juicio. Hasta que no nos maten a todos, no van a parar.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.