Caso aislado: atropella a los musulmanes que rezaban en una mezquita de Londres

londres-atentado-mezquita

Una furgoneta arremetió anoche contra un grupo de peatones cerca de una mezquita situada en el bulevar de Seven Sister, junto a Fisbury Park, al norte de Londres, en el último "ataque terrorista" sufrido por la capital británica, según ha confirmado el alcalde Sadiq Khan. El autor del ataque, de 48 años, fue capturado por la multitud después de que cometiese el terrible atropello y, posteriormente, pasó a manos de la Policía. Por el momento, no hay más sospechosos, aunque la investigación prosigue adelante.

La Policía Metropolitana (MET) ha confirmado que hay un fallecido y 8 hospitalizados, aunque hay al menos 10 heridos. Los servicios de emergencia trabajan con las víctimas en el lugar del suceso, cuyos accesos han sido cortados al tráfico.

El individuo detenido, que según los testigos se trataría de un hombre blanco de fuerte contextura física, fue llevado a un hospital como medida de precaución y, una vez dado de alta, será trasladado a una comisaría para ser interrogado. "La furgoneta nos atropelló", relató Abdulrahman Saleh Alamoudi, testigo del ataque, en el portal BuzzFeed. "Estaba gritando voy a matar a todos los musulmanes", añadió. Según la policía, todos los afectados por este ataque son musulmanes.

londres-660

Según la secretaria de Interior Amber Rudd, el ataque se está tratando como un "incidente terrorista". Sólo hay un fallecido confirmado, pero el Consejo Musulmán Británico (MCB) ha apuntado a que la cifra podría ser más elevada y alcanzar a tres o cuatro personas más. Este organismo ha destacado que se trata de "una violenta manifestación de islamofobia" y ha pedido medidas de seguridad extras para las mezquitas.

Migdaad Versi, dirigente del Consejo Musulmán Británico, ha asegurado en su cuenta de Twitter que varios fieles han sido atropellados por una furgoneta cuando salían de los oficios en el Centro de Bienestar Musulmán, muy próximo a la mezquita de Finsbury Park. Por su parte, el secretario general del Consejo, Harun Khan, ha afirmado en otro tuit que el atropello, realizado en pleno Ramadán, fue intencionado.

Theresa May, con las víctimas

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, calificó de "terrible" el incidente, según ha informado Downing Street.

En un breve comunicado, la jefa del Gobierno ha aseverado que sus pensamientos están con las víctimas y sus seres queridos. May ha confirmado que la investigación se desarrolla como un posible ataque terrorista.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha manifestado que se trata de un "deliberado ataque contra londinenses inocentes, muchos de los cuales estaban terminando sus oraciones durante el sagrado mes del Ramadán". "Insto a todos los londinenses a que se mantengan en calma y vigilantes. Por favor, informen de cualquier cosa sospechosa a la policía, pero sólo llamen al 999 en caso de emergencia", ha declarado en un mensaje en Facebook.

Un testigo relató a la BBC cómo pudo saltar cuando la furgoneta estaba a punto de golpearle: "Él vino a por todos nosotros. Había mucha gente y nos dijeron que nos moviéramos de inmediato. Me quedé en shock. Había cuerpos alrededor mío. Gracias a Dios que me he movido a un lado. Yo sólo salté. Todo el mundo estaba herido", ha relatado.

"Es horrible ver a los agentes de policía haciendo masajes cardiacos a la gente que está en el suelo, tratando desesperadamente de salvar sus vidas. Espero que lo consiguieran", ha indicado en Twitter Cynthia Vanzella, otra testigo de los hechos.

Otra mujer, que vive en un piso en Seven Sisters Road, también confesó a la BBC que vio a gente gritando: "Todo el mundo estaba chillando: una furgoneta está atropellando la gente".

Primer ataque contra los musulmanes

Con el ataque de anoche, Londres registra el tercer incidente relacionado con atropellos a viandantes. El primero tuvo lugar el pasado mes de marzo cuando un hombre, identificado como Khalid Masood, arrolló con un 4x4 a los peatones que se encontraban en el Puente de Westminster. Este atentado causó seis muertos y 50 heridos.

El último ataque se produjo el pasado 4 de junio cuando tres atacantes sembraron el pánico en el Puente de Londres dejando a su paso un reguero de 8 cadáveres. En esta ocasión, también una furgoneta se lanzó a más de 80 kilómetros por hora sobre un grupo de viandantes. Tras los atropellos, tres hombres salieron del interior del vehículo, armados con cuchillos y con chalecos "suicidas" que resultaron ser falsos. Los agresores acuchillaron a discreción a decenas de personas a la entrada de los bares y de los pubs, de camino hacia el cercano Borough Market.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.