Bill Gates lanza una nueva profecía: 'Se avecina una crisis mundial sin precedentes'

Bill Gates ha echado más gasolina al pánico que se ha apoderado de Wall Street. El fundador de Microsoft señaló que los pesimistas sobre la marcha de los mercados y de la economía tienen razones de peso tras el impacto de la guerra en Ucrania y la pandemia sanitaria provocada por el Covid, puesto que "me temo que los bajistas tienen un argumento bastante sólido que me preocupa mucho".

Así lo manifestó en una entrevista en la cadena CNN el tercer hombre más rico del mundo, con un patrimonio de 120.000 millones de dólares, solo superado por Elon Musk —que tiene un enfrentamiento público constante contra Gates por su apuesta bajista de 500 millones contra Tesla— y Jeff Bezos.

El multimillonario estadounidense señaló que los planes bélicos de Rusia en Ucrania dieron la puntilla a las perspectivas de crecimiento económico. Los precios de las materias primas se han disparado, añadiendo más presión a la inflación, lo que "se suma a la pandemia, donde los niveles de deuda gubernamental eran ya muy altos y ya había ciertos problemas en las cadenas de suministro". Tanto la Reserva Federal estadounidense (Fed) como el Banco de Inglaterra ya han subido sus tipos de interés para combatir la inflación, que ha alcanzado niveles no vistos en décadas, lo que "provocará una desaceleración económica", según reconoce el propio Bill Gates.

“Todo esto se producen en un momento en que los niveles de deuda de los gobiernos son muy altos”, explicó. Y agregó: “Es probable que ambos hechos por separado potencien una aceleración de los problemas inflacionarios que tienen las economías del mundo rico y que fuercen un aumento de las tasas de interés”. “Esto va terminar provocando una desaceleración económica inmensa”, sentenció.

En esa línea, remarcó que los argumentos que sostiene que eso puede ocurrir son “bastante sólidos”, y se sinceró: “Me preocupa mucho”. Finalmente, insistió en que los países pobres serán los que, en mayor medida, terminarán siendo afectados por la “mala situación mundial”.

Finalmente, hizo una pequeña y última mención a la pandemia y su rol en la crisis económica actual. “No nos olvidemos que el brote de la enfermedad infecciosa produjo daños económicos por una cifra no menor a 14 billones de dólares. Y seguirá creciendo. Nada de esto se acabó”.

Esta desaceleración económica ha provocado ciertos temores por parte de los inversores, que han replegado velas en la renta variable. Así, Wall Street ya cae en torno entre un 12% que se deja el Dow Jones hasta el más de 25% que se desploma el Nasdaq durante este 2022. De hecho, solo el selectivo PSI portugués aguanta en positivo durante este año con un avance del 2,5%, comportándose prácticamente plano el Ftse británico.

El ejemplo más claro de este escenario se vive en la renta fija. La rentabilidad del bono a 10 años de Estados Unidos ha sobrepasado el 3% cuando a comienzos de año se situaba sobre el 1,5%, alcanzando su referencia a dos años niveles previos a la crisis de Lehman Brothers; el de Alemania se ha disparado del -0,18% hasta el 1,04% y el español ya ofrece un rendimiento del 2,15%.

Confidencial: Bill Gates y el plan globalista para obligar al mundo a comer carne sintética

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.