Atentado yihadista en Estambul

bomba-besiktas

El terror que no cesa. Varias explosiones se ha registrado este 9 de diciembre en Estambul junto al estadio de fútbol del Besiktas. Las detonaciones se han producido dos horas después de que acabase el partido que enfrentaba al equipo local con el Bursaspor de la Liga Turca.

En la zona no se encontraban apenas aficionados pero sí gran cantidad de policías antidisturbios, hacia los que, según las primeras investigaciones, iba dirigido el ataque.

"La bomba estalló en el lugar donde se encontraban nuestras fuerzas de Policía", ha indicado el ministro del Interior, Suleiman Soylu. "No tenemos información sobre un posible número de mártires (fallecidos)", ha añadido.

La policía ha desalojado las inmediaciones del estadio mientras se escuchan las sirenas de las ambulancias que llegan al lugar para atender a las víctimas.

El barrio de Besiktas se encuentra a alrededor de un kilómetro del centro de Estambul y la columna del humo provocada por las explosiones podía verse desde varios puntos de la ciudad.

Según el Ministerio del Interior turco hay al menos 38 fallecidos y 155 heridos, varios de ellos se encontrarían en estado crítico. Los efectivos de emergencia han pedido a los conductores que se encontraban en la zona ayuda para trasladar a los heridos a los cercanos hospital de Gümüssuyu y Etfal.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.