Archivan la denuncia de los gitanos contra MEDITERRÁNEO DIGITAL por un Delito de Odio

Se hizo justicia. La Fiscalía Provincial de Madrid (Sección de Criminalidad Informática y Tutela Penal de Igualdad contra los Delitos de Odio) ha decidido archivar definitivamente la demanda que la asociación de gitanos FAKALI interpuso contra MEDITERRÁNEO DIGITAL en el año 2020, acusando directamente a los responsables de este medio de comunicación de cometer un Delito de Odio (recogido y tipificado en el Artículo 510.1 del Código Penal) contra la comunidad gitana por el titular “Hordas de gitanos colapsan las Urgencias del Hospital de Salamanca como zombies 'The Walking Dead'", publicado el 4 de febrero de 2020.

Se pedían entre 1 y 4 años de prisión para el Director editorial de MEDITERRÁNEO DIGITAL.

Los gitanos denuncian a MEDITERRÁNEO DIGITAL ante la Fiscalía Provincial de Madrid

En su demanda, que obra en poder de los servicios jurídicos de este medio, denunciaban (y citamos de forma y manera literal):

MEDITERRÁNEO DIGITAL, prácticamente a diario, promueve e incita al odio, la hostilidad y la discriminación contra las personas gitanas solo por razón de su pertenencia a esta etnia, de manera directa y reiterada lanzando contenidos públicos con proyección nacional. Contenidos que difunden el menosprecio y el insulto contra personas gitanas a través de comentarios, imágenes y opiniones deshonrosas, humillantes, difamantes, falsas, estereotipadas y discriminatorias, provocando directamente un clima de odio, aversión y fobia hacia la comunidad gitana”.

“Esto no solamente supone una agresión a las víctimas desde un punto de vista individual, sino que también afecta a todos los miembros del grupo al que pertenecen dichas víctimas, al producirse una generalización de esa imagen humillante y estereotipada que llega a la sociedad mayoritaria, en la que termina afianzándose el mensaje de la presunta peligrosidad de las personas que forman parte de la etnia gitana”

“Las informaciones vertidas por MEDITERRÁNEO DIGITAL no pueden ampararse bajo la libertad de expresión, ya que suponen un claro menosprecio a la verdad, a los derechos y la dignidad del Pueblo Gitano mediante una práctica sistemática de difusión de estereotipos que sitúa a la ciudadanía romaní directamente en el lumpen, resultando insultantes a sus costumbres y a su propia cultura".

En su denuncia a la Fiscalía, la organización señaló que desde este medio de comunicación se asociaba "a las personas gitanas una imagen de muertos vivientes, que incita, fomenta y promueve públicamente y de manera directa a la deshumanización de las personas gitanas provocando y reforzando un sentimiento destructivo que pueden impulsar la ejecución de actos violentos hacia las personas gitanas por motivos étnicos".

Este mes de abril de 2022, más de dos años después, el Fiscal especializado contra los Delitos de Odio de Madrid ha comunicado oficialmente que se ha archivado el caso por considerar que “la noticia está amparado por la libertad de expresión y no constituye delito del artículo 510.1 del Código Penal”.

'MEDITERRÁNEO DIGITAL es antigitano'

Ahora, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas (FAKALI) y diputada del PSOE en el Congreso, Beatriz Carrillo de los Reyes, denuncia en las páginas del diario podemita Público (dónde si no) el supuesto “racismo” de la Justicia española y señala la presunta campaña que este medio realiza contra los integrantes de la comunidad gitana. Nos califican, literalmente, de “antigitanos, racistas, xenófobos y misóginos”.

“Aquel artículo de MEDITERRÁNEO DIGITAL no fue el primero ni el último que atacaba a las personas gitanas. En su hemeroteca figura un largo listado de textos que circulan por internet y en los que se criminaliza, desprecia e insulta a esa comunidad. FAKALI y FSG se han dirigido por escrito en distintas ocasiones a sus responsables para que frenasen esa campaña, pero no sirvió de nada”.

¿Qué son FAKALI y Secretariado Gitano?

Según se definen en su propia página web, las dos asociaciones que decidieron emprender acciones legales contra MEDITERRÁNEO DIGITAL para meternos en la cárcel, son dos organizaciones que trabajan para la “promoción e integración de la comunidad gitana desde la atención a la biodiversidad”.

Una indisimulada declaración de intenciones que, bajo un mantra de inclusión, valores, tolerancia y trasversalidad, esconde un multimillonario chiringuito político estrechamente ligado a los tentáculos del PSOE y Unidas Podemos. No falla.

En el año 2020, en pleno confinamiento, y durante los meses más duros y difíciles de la pandemia del coronavirus, la Fundación Secretariado Gitano recibió directamente ayudas por valor de 839.268.000 euros públicos en subvenciones, según se recogía en el BOE del día 1 de abril.

Desde agosto de 2018, y ciñéndonos única y exclusivamente a datos oficiales, la Fundación Secretariado ha recibido la nada desdeñable cifra de 1.320.720 euros del erario público. En poco más de tres años de legislatura del Gobierno socialcomunista, la fundación ha doblado sus ayudas públicas llegando a obtener un 133% más de fondos que con el equipo de Gobierno anterior. La pandemia tampoco ha frenado las subvenciones estatales a la Fundación Secretariado Gitano, a pesar de la profunda crisis económica que está atravesado nuestro país. Cuestión de prioridades.

No nos callarán

MEDITERRRÁNEO DIGITAL es el único medio de comunicación entre los más leídos de toda España, con más de DOS MILLONES Y MEDIO de visitas mensuales, y superando los SEIS MILLONES de páginas vista, que RECHAZA por política editorial, las subvenciones de dinero público y/o las donaciones de partidos políticos, y se financia, única y exclusivamente, de capital privado. Es parte de nuestra esencia original. Para nosotros, el valor de ser LIBRES no tiene precio. 

Prohíben a MEDITERRÁNEO DIGITAL decir la 'etnia' de los delincuentes cuando son gitanos

Edgar Sánchez
Autor: Edgar SánchezWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Nacido en Barcelona el 29 de mayo de 1980. Periodista y empresario del mundo de la comunicación. Fundador y Director editorial de THE PLAY y MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecto.

Los más leídos