El PSOE y Sumar pactan reducir la jornada laboral en España a 37,5 horas

Nirvana

Era un secreto a voces. Pedro Sánchez y Yolanda Díaz dejaron encarrilado su acuerdo de Gobierno. Sus equipos han estado trabajando hasta bien entrada la noche para dar forma y superar los "matices" que los separaban. Pero no ha habido sorpresa. PSOE y Sumar ya tienen su hoja de ruta en caso de que haya una legislatura, pues si bien los dos socios han pactado, la investidura sigue en manos de los independentistas catalanes, de que se pacte la amnistía con Junts y ERC. Pero el hipotético gobierno de coalición puede ya exhibir una agenda socioeconómica que incluye la reducción de jornada sin reducción salarial y regular el despido, así como una nueva subida del salario mínimo, entre otras medidas.

Después de desbrozar un camino que ha dejado el reparto de ministerios para más adelante, aunque no es territorio virgen, el meollo estaba en torno a rebajar el tiempo de trabajo. La gran bandera que ha querido exhibir Sumar y con la que ha querido presionar y retratar al PSOE.

Honey Girls Club

La vicepresidenta segunda puso desde un primer momento sobre la mesa reducir la actual jornada de 40 horas semanales a 37,5 horas en 2024, esto es, media hora al día el horario laboral, y a partir de ahí abrir un debate sobre este asunto.

Respecto al salario mínimo, en la legislatura pasada se elevó la cuantía hasta los 1.080 euros, lo que supuso un incremento del 47% en los últimos cinco años.

El acuerdo se ha trabajado a lo largo de esta noche entre los equipos que han liderado María Jesús Montero (PSOE) y Nacho Álvarez (Sumar). Pero serán Sánchez y Díaz los que presenten el pacto esta mañana a las 12.30 horas en un acto público en el Museo Reina Sofía.

Entre las medidas que figuran en el pacto de Gobierno están, según informan desde los partidos, la implementación de forma inmediata de un plan de choque contra el desempleo juvenil; el refuerzo del sistema público de salud para reducir las listas de espera; la revisión al alza de los objetivos de la Ley de Cambio Climático; la ampliación de los permisos retribuidos por nacimiento; una reforma fiscal justa que haga que la banca y las grandes energéticas contribuyan al gasto público; el desarrollo de la ley de vivienda para la regulación de los alquileres y el aumento del parque público de vivienda con el objetivo de que alcance el 20% del parque total; la Ley de cuidados; la reforma de la financiación territorial; o la derogación de la Ley Mordaza.

Éste último asunto es una de las promesas incumplidas por el Gobierno, pues era una de sus compromisos. Los socios de gobernabilidad como ERC, Bildu o incluso Unidas Podemos criticaron durante la legislatura pasada al PSOE por no dar ese paso. Pero los socialistas no lo hicieron por disconformidad con algunas cuestiones, como el trabajo y el material de las Fuerzas de Seguridad.

The Play Clubs

Fuente original: El Mundo

Autor: El Mundo

Últimas noticias