Una musulmana insinúa que los Mossos se precipitaron al disparar al terrorista: 'Nosotros decimos mucho Allahu Akbar'

 amanda figueras

Amanda Figueras se define a sí misma como musulmana, periodista y feminista. Nació en España. Y es una de tantas figuras que en los últimos años los medios de comunicación, con el auge del terrorismo yihadista a gran escala, han usado para blanquear descaradamente la imagen del Islam en nuestro país.

Hoy, a primera hora de la mañana, los Mossos d'Esquadra, abatían a tiros a un hombre, de origen argelino, que accedía empuñando un cuchillo y entre de gritos de “Allahu Akbar” (¡Alá es grande!) en la comisaría de Cornellà (Barcelona). Un incidente que rápidamente ha destaoado todas las alarmas (seguimos estando en nivel 4 de alerta antiterrorista) y que la propia policía autonómica, mal que le pese a la progresía, no ha dudado en calificar de “intento de atentado con arma blanca”. Por si todavía quedaba alguna duda.

Y aquí es donde aparece nuestra amiga Amanda, que vía Twitter ha dejado una de las perlas de la jornada. No falla. Cada vez que hay un atentado islámico aparece la merma para bajar (un poquito y todavía más) el nivel. Sí, se puede. Desde el ‘Taxista marroquí’ de Barcelona, que recogió a todas sus madres y les dijo que no todos eran iguales, seguimos por la senda del buenismo y en caída libre.

Y reproducimos de forma y manera literal. No tiene desperdicio.

“No sé qué ha pasado en Cornellá pero debéis saber que los musulmanes decimos mucho y en muchas ocasiones y por razones diferentes: 'Allahu Akbar'. Cuando ha pasado algo muy bueno, o muy malo, cuando queremos tener paciencia, por ejemplo... habrá que decirlo bajito para no asustar”.

No hace falta ni leer el mensaje entre líneas: directamente, no tiene.

¡Madre mía la islamofobia de los Mossos! Acribillando a tiros a un pobre musulmán que entra empuñando un cuchillo a las 6 de la mañana y diciendo que ‘¡Alá es grande!’. ¿Será posible? ¿A quién se le ocurre? ¿Y si el venía a traer unas pastitas árabes para desayunar a los agentes… y el cuchillo era para abrir el paquete? ¡Y van y lo matan!

La próxima vez, por lo menos, que el policía de marras se deje pinchar. Ni que sea solo un poquito. Para que no queden dudas. Malditos racistas españoles. Seguro que esos Mossos leían en la comisaría MEDITERRÁNEO DIGITAL. No falla.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.