Trump confirma que EE.UU. ha matado Al Bagdadi: 'Ha muerto como un perro'

al bagdadi

Abu Bakr al Bagdadi, el líder del Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) se suicidó al quedar atrapado en un túnel sin salida en un ataque de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos. Al Bagdadi, que se había autoproclamado "califa", es decir, líder de todos los musulmanes, en 2014, hizo explotar su chaleco-bomba en vez de rendirse. Tres niños fallecieron a consecuencia de la explosión.

Trump mata a 100 yihadistas en su primer día de mandato

Así lo ha confirmado este domingo el presidente estadounidense, Donald Trump, en una rueda de prensa en la que ha calificado a Al Bagdadi de "asesino brutal": "Ha sido eliminado violentamente. Nunca mas volverá a causar daño a ningún hombre, mujer, o niño". Trump ha dicho que la operación, que él siguió desde la Casa Blanca, "fue como ver una película". Al Bagdadi, según el presidente de EEUU, "ha muerto como un perro, como un cobarde".

"Murió como un perro", ha repetido Trump de Al Bagdadi, al que ha calificado de "hombre enfermo y depravado" El presidente estadounidense ha explicado que en la operación tomaron parte ocho helicópteros, además de varios aviones y 'drones'. Los estadounidenses no tuvieron ninguna baja. Solo un perro de las Fuerzas Especiales de ese país que había seguido a Bagdadi al túnel resultó herido.

El Estado Islámico avisa que, cuando conquiste España, 'venderá a todas las mujeres y niños'

"Capturar a Bagdadi era la prioridad de mi Administración", ha dicho el presidente. "Al Bagdadi era despiadado, así que ha muerto de una forma despiadada", ha dicho. "Se ha hecho justicia. Abu Bakr Bagdadi ha muerto", ha sentenciado Trump, aportando algunos detalles de la operación. Durante la misión, ha añadido, "Baghdadi corrió a esconderse a un túnel sin salida lloriqueando. Once niños que había en el complejo pudieron ser evacuados, pero arrastró a tres con él. Detonó su chaleco de explosivos, matándose a él mismo y a ellos tres". Trump ha definido la operación como "impecable" y a sus ejecutores como "magníficos". El mandatario ha elogiado a Rusia, Turquía, Siria, Irak y a los kurdos de Siria por su cooperación.

El Estado Islámico anuncia que atacará al Vaticano

Durante la madrugada del domingo, las fuerzas especiales de EEUU ejecutaron una operación militar en el municipio de Barisha, en la provincia noroccidental de Idlib (Siria), que tenía como objetivo principal al jefe del autodenominado Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi.

El dirigente, desaparecido desde el pasado abril, se encontraba en el extremo occidental de la provincia de Idlib, a apenas cinco kilómetros de la frontera con Turquía. Bagdadi se refugiaba allí con sus allegados cuando, en la madrugada del domingo, un operativo de las Fuerzas Especiales Delta de EEUU asaltó el complejo donde se alojaba, en la localidad de Barisha. La muerte de Bagdadi supone un duro golpe anímico para una organización carente de territorio desde el pasado marzo, pero, todo apunta, no conllevará la desaparición del Estado Islámico, que ha demostrado saber vivir sin su líder.

El ISIS se mofa de Europa: 'Hemos infiltrado a miles de terroristas entre los refugiados'

Según Newsweek, el primer medio en dar la noticia de la posible muerte del terrorista más buscado, el ataque contó con la participación de ocho helicópteros de combate y dos drones, duró dos horas, contó con un intercambio de fuego entre los soldados estadounidenses y los guardaespaldas del líder del IS y culminó con el fallecimiento de Abu Bakr Bagdadi, tras detonar él su propio chaleco de explosivos para evitar su captura.

Han pasado casi diez horas desde que se informara de la operación hasta que Trump, en un mensaje televisado, ha confirmado que los análisis de ADN y biométricos realizados a los restos de Bagdadi han permitido verificar su identidad. EEUU le había puesto precio a su cabeza: 25 millones de dólares.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.