Internacional

Maduro condena a una juez por 'corrupción espiritual'

afiuni

Se llama María Lourdes Afiuni. Ha sido torturada y violada repetidamente durante un año y dos meses. Han intentado quemarla viva. Ninguna de las mujeres que se manifestaron el 8M pronunciará su nombre. Ni Irene Montero ni Carmen Calvo. Ninguna llevará una pancarta pidiendo por la libertad de esta mujer. Ninguna se indignará por su situación a pesar de que Amnistía Internacional y Derechos Humanos han denunciado que el trato que se ha tenido con Afiuni es inhumano.

¿Por qué se callan como puertas todas las feministas?

Porque María Lourdes Afiuni es una jueza venezolana prisionera por Hugo Chávez, quien pidió su encarcelamiento por televisión y ahora, con Nicolás Maduro, acaba de ser condenada nuevamente a cinco años de prisión por corrupción espiritual.

Corrupción espiritual traducido al lenguaje del s.XXI significa quemada en la hoguera por bruja.

afiuni tuit

Cuando nos hemos enterado de esta historia terrible, nos hemos quedado de piedra al pensar que nadie en la televisión, ni pública ni privada, se ha hecho eco de esta noticia. Pero nosotros os la vamos a contar.

María Lourdes Afiuni decidió liberar a Eligio Cedeño, que estaba acusado por fraude bancario. Cedeño era un conocido disidente del régimen de Hugo Chávez. Había ayudado al Gobierno venezolano en una operación de deuda en 2003 pero apoyó económicamente a la oposición del régimen e inmediatamente fue acusado de fraude financiero. La ONU declaró su detención como totalmente arbitraria y denunció que permaneciera preso durante mas de dos años sin juicio.

Siguiendo las recomendaciones de la ONU, María Lourdes Afiuni decidió dejar a Cedeño en libertad y ese mismo día, Hugo Chávez alertó por la televisión nacional que la jueza era una bandida y que pagaría la pena que le correspondía a Cedeño.

Dicho y hecho, la jueza fue arrestada sin pruebas seis días después. En el momento de su arresto, el encargado de la operación le soltó: "Te vas a joder. Ahora vas a ocupar el lugar de él si no lo llegamos a atrapar." Pero el arresto no era lo peor que le podía ocurrir.

[Iglesias y Garzón apoyan a Maduro en Venezuela desde sus chalets de lujo en Madrid]

Tal y como cuenta en su libro “Afiuni. La presa del comadante” pasó un año y dos meses recluida en una de las cárceles femeninas de las afueras de Caracas. Allí fue violada en numerosas ocasiones. Quedó embarazada y sufrió un aborto en la propia cárcel. En declaraciones de la propia jueza detalló que se había tenido que someter a una vaciado uterino porque tenía la vagina destrozada, al igual que su vejiga y su ano, que tuvieron que reconstruirle. Afiuni no sólo recibió vejaciones y tratos inhumanos, también amenazaban con quemarla viva rociando su celda con gasolina.

¿Todo esto por qué?

Porque puso en libertad a un señor cuyo arresto había sido arbitrario por ser contrario al régimen de Chávez.

Para que luego vengan los lazis y los podemitas a soltar que en España sufren represión y se vulneran sus derechos humanos. ¿No se les cae la cara de vergüenza?

[El Nacional destapa el escándalo: Venezuela financió a Podemos con 3,5 millones de euros]

No, no se les cae porque ni la tienen ni se espera que sepan lo que es. De la misma manera que tampoco la tienen todas esas feministas que se manifiestan delante de las sedes de Vox o del PP porque se cantan el mantra de que les van a quitar sus derechos cuando lo único que hacen es luchar por ellos. ¡No tenéis vergüenza ninguna!

El caso de María Lourdes Afiuni no quedó ahí. Tras las graves lesiones, tuvo que ser operada en 2011 y le otorgaron el arresto domiciliario. Así estuvo durante tres años y nueve meses.

Hoy su caso no copa las portadas de medio mundo feminista y eso que en Venezuela, ya con un gobierno del tirano Hugo Chávez, de nuevo ha sido condenada a cinco años de prisión. A la misma prisión donde casi la matan. Y el motivo es por corrupción espiritual. No ha habido pruebas de un delito que ni existía en el código penal venezolano y que se ha inventado exclusivamente para poder condenarla a ella.

[Willy Toledo se siente venezolano y se une a Maduro contra España: '¡Venezuela vencerá!']

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.