Última actualizaciónLun, 06 Jul 2020 10pm

Internacional

La izquierda exhuma a Franco, mientras rinde culto a los dictadores comunistas

 necropolis kremlin

Los progres salen de nuevo a la palestra por el delicado tema que ronda el Valle de los Caídos. Sin ponerse de acuerdo y con un ensañamiento claramente ideológico que sirve como operación política, la profanación de la tumba de Franco sigue generando incertidumbre. La carga ideológico-partidaria que desde la izquierda insiste en la exhumación tiene un objetivo claro: detonar la derecha. Sin embargo, no sólo parece existir una doble lectura sobre los mismos personajes históricos si no que además no podemos dejar de preguntarnos: ¿qué se hará entonces con los dictadores comunistas?

Un nuevo capítulo de ¿corrección o estrategia política?

Finalmente, el Tribunal Supremo español aprobó por unanimidad la exhumación del cuerpo de Francisco Franco y sus restos han sido trasladados desde el Valle de los Caídos a El Pardo pese a la oposición de la familia.

Con el caso de Franco, se da una curiosa paradoja que no ha ocurrido en ninguna democracia: el Gobierno no solo exhuma a un muerto sin el permiso de la familia y contra su propia voluntad, si no que literalmente 'expropia' a un cadáver y lo entierra en un panteón... que también es propiedad del Estado. Daños colaterales de la 'democracia'.

Franco sale del Valle de los Caídos: se destapa la caja de pandora del odio entre las dos Españas

La progresía radical de este país ya nos tiene acostumbrados a episodios de corrección política que determina qué está bien y qué está mal. Vale la pena destacar cómo el ensañamiento sobre este caso del Valle de los Caídos está marcando las líneas rojas a los partidos que luchan por sobrevivir dentro del caos político que supone la repetición de unos comicios generales. En MEDITERRÁNEO DIGITAL ya les comentábamos que el encarnizamiento con el traslado de los restos de Franco se ha convertido en una herramienta política del ala izquierdista en nuestra Nación. De hecho, se trata de uno de los reclamos más sostenidos y apoyados durante estos últimos años.

La maniobra política de retomar el pasado y legitimar reclamos presentes

Aun así, vale la pena preguntarse, ¿estamos ante un nuevo reclamo direccionado en favor de una ideología concreta? Parece que los progres se encuentran más preocupados por la localización de los restos de Franco que por conocer cómo los demás países europeos sepultaron a sus dictadores. Benito Mussolini, por ejemplo, se encuentra situado en una capilla familiar de San Cassiano y su tumba representa en la actualidad un lugar de peregrinación.

Quieren sacar a Franco del Valle de los Caídos pero ¿qué pasa con los dictadores comunistas? 

¿Qué pensarán la izquierda española sobre los restos de Hitler que, post incineración, fueron esparcidos por la capital alemana y la ciudad de Rathenow? ¿O del general chileno Augusto Pinochet, quien reposa en una capilla familiar privada en la ciudad de Valparaíso, donde el acceso es exclusivo y ceñido a previa autorización? El común denominador entre todos ellos es sin duda la clandestinidad y la modestia.

No obstante, parece que el señalamiento se dirige sólo hacia los dictadores de ideología de derechas, olvidando que, personajes como Josep Stalin y Vladimir Lenin (Unión Soviética), Josip Broz Tito (Antigua Yugoslavia), Nicolae Ceausescu (Rumanía) o los más recientes de América Latina, Fidel Castro (Cuba) o Hugo Chávez (Venezuela), fueron también dictadores, eso sí, comunistas, ¿dónde descansan en la paz que dejaron?

Todos ellos reposan en mausoleos a los que las agencias de turismo califican de ‘majestuosos’, ‘maravillosos’ o ‘impresionantes’. De hecho, son lugares en los que a menudo se celebran homenajes y que no reciben por supuesto, ninguna crítica desde la izquierda. Además, sus tumbas comparten grandes, y distinguidos espacios que forman parte generalmente de las listas sobre ‘qué visitar’ en los respectivos países. ¡Igualitos que el Valle de los Caídos!

‘Karl Marx, como buen comunista, fue un burgués alcohólico, putero y no trabajó nunca’ 

La Historia que nos cuentan

Como les comentábamos en anteriores ediciones de MEDITERRÁNEO DIGITAL, quien es líder intelectual del comunismo más aguerrido, Karl Marx, presentó características que difícilmente serían pasadas por alto si se tratara de un dirigente político o un intelectual que profesara la ideología opuesta. O al menos, no en nuestro país.

Quizá es necesario preguntarse si realmente se trata de un reclamo ‘cultural’ o de revisionismo histórico, como así alega generalmente el ala más reformista, o si más bien nos encontramos ante una verdadera estrategia política. Y es que es necesario recordar que, para la izquierda más roja, parece que ‘descansar en paz’ sólo se atañe a quienes comparten sus características ideológicas. Tal vez sería más oportuno que el ensañamiento fuera en línea lógica de garantizar la gobernabilidad ausente desde hace 5 meses en España.

El Che Guevara: de ejecutar a homosexuales a ídolo del Orgullo Gay


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.