Miles de partidarios de Trump asaltan el Congreso de Estados Unidos al ritmo de 'Macho Man'

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

En casi dos siglos y medio de historia, Estados Unidos no ha vivido una crisis como la que está teniendo lugar en este momento. Miles de seguidores de Donald Trump han irrumpido en el Capitolio -el edificio que alberga las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos- para tratar de impedir la ratificación de los resultados de las elecciones del 3 de noviembre, que había empezado a la una de la tarde de Washington (7 de la tarde hora peninsular española).

Las autoridades podrían haber llamado a las Fuerzas Armadas para que expulsen del edificio a los seguidores de Donald Trump. Pero el Departamento de Defensa se ha negado a adoptar esa medida. El secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, fue cesado por Donald Trump tras su derrota electoral. Desde entonces, el presidente ha colocado al frente del Pentágono a figuras de la máxima lealtad hacia él.

La turba está destrozando puertas, ventanas y cristales, y en este momento está intentando penetrar en la sala del Pleno de la Cámara de Representantes. La policía, dentro de la Cámara, tiene sus armas listas para disparar a los manifestantes, según los periodistas acreditados en el edificio. Parece que por el momento ha habido varios heridos.

Los 534 legisladores presentes (435 representantes y 99 senadores) están siendo evacuados al sótano del edificio. La policía les ha ordenado que se pongan máscaras antigás de máxima protección (los llamados "cascos de huida", o "escape hoods"). El Ayuntamiento de Washington ha decretado el toque de queda a partir de las 6 de la tarde (12 de la noche de España).

El asalto se ha producido después de que Donald Trump se dirigiera a decenas de miles de seguidores, concentrados frente al Capitolio, y declarara que Joe Biden va a ser "un presidente ilegítimo". El jefe del Estado y del Gobierno volvió a insistir en que el vicepresidente, Mike Pence, podía anular el resultado de las elecciones del 3 de noviembre. Pence, que presidia la sesión, se negó a hacerlo, fundamentalmente porque es ilegal. A continuación, 13 senadores republicanos cuestionaron los resultados, algo que fue considerado por el jefe de su propio grupo parlamentario, Mitch McConnell, como una acción destinada a "cambiar el resultado de una elección, y llevada a cabo por los perdedores". Para McConnell, la actuación de sus propios correligionarios, "amenaza con llevar a nuestra democracia a una espiral mortal".

En los exteriores del Congreso, donde se han reunido miles de seguidores de Trump, varios manifestantes han roto las barricadas para intentar llegar al Capitolio, obligando a evacuar varios edificios.

La Cámara de los Representantes y el Senado se encuentran en un receso de emergencia ante la llegada de los manifestantes pro-Trump al Capitolio, informa la AFP. La policía del Congreso ha escoltado a los diputados fuera de la cámara, según informa un testigo presencial de Reuters.

La alcaldesa de Washington ha declarado un toque de queda un toque de queda a partir de las 6 de la tarde (medianoche en España) ante el caos de la protesta.

Un juez da la victoria a Trump en Pensilvania, Georgia y Nevada por "evidencias de fraude electoral"

En Georgia, donde se iba a informar de los resultados de la segunda vuelta de las elecciones al Senado, varios altos cargos de la administración han sido escoltados fuera del Capitolio estatal tras congregarse en sus alrededores grupos de milicianos, informa Reuters. El vicepresidente Mike Pence ha abandonado el Senado, que ha detenido la ratificación de los resultados de las elecciones presidenciales.

Pence ha asegurado que no puede revocar el resultado electoral, pese a las alegaciones de Trump, que de madrugada tuiteó "si el vicepresidente Mike Pence nos ayuda, ganaremos la presidencia". "La Constitución me impide reclamar una autoridad unilateral para determinar qué votos electorales deben contarse y cuáles no", afirmó Pence en un comunicado emitido cuando comenzaba la sesión conjunta del Congreso, y poco después de que Trump le instara a hacer lo contrario desde un mitin en Washington, según informa la agencia AFP.

La medida no tiene ninguna posibilidad de salir adelante, pero promete una sesión intensa, y posiblemente con tensión dentro de los republicanos. El partido de Trump está en medio de una guerra civil entre los populistas que apoya al presidente y los líderes de la formación, que creen que es mejor hacer borrón, cuenta nueva, y empezar desde cero.

¡Escándalo! El equipo de Trump demuestra el pucherazo en las elecciones de EE.UU. y Twitter lo censura

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.