Europa avisa a los ciudadanos: 'Prepárense para lo peor'

La presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, ha instado a los países de la UE a prepararse para posibles nuevos cortes de suministro de gas ruso, incluida una interrupción total de los flujos, y ha recordado que Bruselas prepara un plan de "emergencia" que presentará para mediados de julio.

Honey Girls Club

En un debate con el Parlamento Europeo, Von der Leyen aplaudió que varios Estados miembros entre los más dependientes del suministro ruso de gas ya hayan puesto en marcha planes nacionales de contingencia ante estos posibles cortes de cara al próximo invierno, pero se mostró convencida de que será necesaria la "coordinación europea y acción en común".

"Nos tenemos que preparar para más disrupciones en el suministro de gas, incluyendo un corte completo por parte de Rusia. Hoy, 12 Estados miembros se ven afectados parcial o totalmente por reducciones en el suministro de gas. Es obvio que (el presidente ruso, Vladimir) Putin sigue usando la energía como arma", apuntó Von der Leyen desde Estrasburgo.

Por ello, dijo la presidenta, la Comisión prepara ya un "plan de emergencia europeo" cuyos instrumentos, de los que no dio más detalles, serán presentados a mediados de julio en Bruselas.

Objetivo: acabar con la dependencia rusa

"Tenemos que asegurar que, en el caso de una disrupción total, el gas fluye hacia donde es más necesario. Tenemos que tener solidaridad europea y proteger el mercado único y las cadenas de valor de la industria", incidió.

Von der Leyen aseguró que los esfuerzos de Europa para distanciarse del gas y otras fuentes de energía rusas "ya están marcando la diferencia", con un incremento del 75% en las exportaciones globales (sin contar con Rusia) de gas natural licuado desde marzo, en comparación con 2021.

Mientras que las exportaciones de gas natural licuado de Estados Unidos a la Unión Europea casi se han triplicado en este periodo, la importación media mensual de gas ruso por tubería ha caído un 33 % en comparación con el año pasado.

"El nuevo entorno de seguridad es el mejor argumento para acelerar la transición a las renovables", insistió Von der Leyen, que pidió "recordar las lecciones del principio de la pandemia" de que "el egoísmo y el proteccionismo solo llevan a la falta de unión y fragmentación", mientras que la coordinación europea fue "clave para superar la pandemia".

"Como siempre, esperemos lo mejor pero preparémonos para lo peor. Nos queda un trabajo duro por delante", apuntó.

Momento Lehman Brothers en Europa

Alemania se encuentra en fase dos de nivel de alarma por el riesgo al suministro energético derivado de la amenaza de Rusia de un corte total al gas. Fue en marzo, cuando el país activó el nivel de alerta temprana y, entre otras cuestiones, dio luz verde a la vuelta al carbón y habilita una línea de crédito para ayudar al sector mientras se alimentan las reservas de cara al invierno. Las autoridades germanas no descartan el racionamiento de energía para evitar el colapso, si hay graves problemas de suministro

Los problemas crecerán cuando llegue el invierno. La economía más grande de Europa se enfrenta a la perspectiva sin precedentes de que las empresas y los consumidores se queden sin energía.

Por eso, el ministro de Economía, Robert Habeck, advirtió en rueda de prenda la importancia de reducir el consumo de gas durante el verano con vistas a la llegada del frío, cuando se requiere más consumo. "Todos los consumidores, en la industria, en las instituciones públicas y en los hogares, deben reducir el consumo de gas tanto como sea posible para que podamos pasar el invierno", comentó. El dirigente, que es máximo responsable de Energía del país, calificó el cierre del grifo ruso en Europa como un momento Lehman Brothers, que podría provocar un colapso de los mercados energéticos.

Por su parte, Francia se prepara para aprobar su plan de emergencia, en la que se incluirá la requisición de las centrales de gas, con el llenado forzoso de las instalaciones de almacenamiento. Además, reabrirá la central de carbón Emile-Huchet, cerrada el pasado mes de marzo.

Economía de guerra

Francia no es el único país de la Unión Europea que ha optado por la apertura de sus centrales de carbón para hacer frente a la reducción de los flujos de gas desde Rusia y garantizar la seguridad de suministro el próximo invierno en el Viejo Continente. Planes similares ya han sido anticipados por países como Alemania y Austria. Además, Polonia, Italia, Holanda y Grecia.

La próxima semana llegará un momento crítico para el suministro de gas que llega de Alemania. El gasoducto de Nord Stream, que abastece al país con gas ruso por debajo del Mar Báltico, quedará inoperativo durante 11 días en julio. Será entre el 11 y el 21 de julio. Berlín manifestó ayer su preocupación por la posibilidad de un "bloqueo" completo del gasoducto Nord Stream a partir del 11 de julio. Aunque el abastecimiento de cara al verano está asegurado, según indicó el también vicecanciller, un corte total traería consigo grandes dificultades en invierno.

¡Francia declara el Estado de guerra!

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Los más leídos