El yihadista detenido en Vitoria cobraba 984,38 €uros al mes en ayudas sociales

yihadista detenido vitoria

El Gobierno vasco ha retirado hoy mismo la ayuda social que recibía el yihadista detenido por la Policía en Vitoria acusado de hacer labores de captación a través de una asociación cultural que no conocen las principales asociaciones islámicas del País Vasco ni tampoco vecinos del lugar donde figura su domicilio social, en el Casco Viejo de la capital alavesa.

Fuentes del Departamento vasco de Empleo y Políticas Sociales han confirmado a Efe que el detenido, I.Z., de 36 años y de nacionalidad argelina, percibía la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y que en cuanto se ha tenido conocimiento esta mañana del arresto han suspendido cautelarmente esta prestación.

La Policía Nacional ha detenido hoy lunes en Vitoria a I.Z., de 36 años y nacionalidad argelina, acusado de ser miembro de la organización terrorista Daesh y realizar labores de captación para este grupo yihadista. Para ello utilizaba la Asociación Cultural para la Orientación y Desarrollo de la Comunidad Argelina en Euskadi, de la que era presidente.

Según la información del Ministerio del Interior, utilizaba esta presunta asociación cultural, que figura en el Registro de Asociaciones del País Vasco desde enero de 2010, para difundir el ideario yihadista entre la comunidad islámica vasca.

Fuentes policiales han confirmado que el arrestado acudía a menudo a la mezquita Altawhid, situada en la calle Eulogio Serdán, y catalogada por el Gobierno vasco en un plan de prevención del yihadismo como un centro que apoya el movimiento político religioso radical.

La operación se ha desarrollado durante varias horas en el inmueble del número 4 de la calle Castillo de Portilla, que ha estado cortada al tráfico por varias furgonetas de la Policía Nacional y coches camuflados, mientras los agentes registran un piso de ese edificio.

Según la información facilitada por el Ministerio del Interior, durante los últimos cuatro años el detenido ha desarrollado numerosas acciones destinadas a favorecer e impulsar la actividad del Daesh, entre ellas, divulgar y extender la doctrina fundamentalista sunita, realizar labores de captación directa y remota, favorecer el regreso de terroristas a Europa o colaborar con otros yihadistas que aún permanecen en Siria.

El detenido se aprovechaba su cargo como presidente de una reconocida asociación cultural de la Comunidad Autónoma de Euskadi para difundir la doctrina yihadista entre los miembros de la comunidad islámica vasca. Entre sus proyectos, al parecer figuraba crear una escuela para adoctrinar desde la infancia a los niños musulmanes que acudiesen a ella.

La nota oficial agrega que además realizaba acciones de captación de manera remota. Las investigaciones realizadas indican que el detenido adoctrinó a través de redes sociales a una persona que de manera sistemática enviaba material audiovisual para incitarle a hacer la yihad. Además de intentar aislarla de su familia, centró sus esfuerzos en que aprendiese marketing on line e idiomas para distribuir más eficazmente la propaganda de Daesh.

El detenido recibía ayudas económicas por desempleo mientras obtenía recursos de un negocio propio encubierto de venta por Internet. En su labor de alienación remota, las pesquisas policiales indican que su intención era destinar estas ayudas sociales al mantenimiento de adoctrinados que después apoyarían su idea de reconstruir el califato. 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.