Internacional

El 70% de plazas de los centros de menores ya son inmigrantes

 centro menores

La llegada de menores inmigrantes a Andalucía se ha disparado. En lo que va de año, han sido 4.098 menores no acompañados (MENA) que contrastan con los 895 de todo el año 2015. La cifra se ha multiplicado por cuatro, lo que ha obligado al Gobierno andaluz a reorganizar sus instalaciones para poder atenderlos.

Esta crisis migratoria ha provocado que el 70% de las plazas de los centros de menores andaluces se encuentre ocupada por menores inmigrantes, según ha explicado este martes la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, tras la reunión del Consejo de Gobierno.

Sánchez Rubio ha indicado que con los menores nacionales de doce años se trabaja para el acogimiento familiar, mientras que los centros se dedican a los mayores y los inmigrantes. Así pues, "ocupan el 70% de los centros de la red de acogimiento residencial, lo que supone 2.400 plazas de un total de 3.443 que están actualmente operativas en 208 centros de protección de menores".

La atención de los 895 menores inmigrantes que llegaron en 2015 supuso un coste para la Junta de Andalucía de 17,7 millones de euros; mientras tanto, en 2018, la inversión asciende ya a 45,4 millones

La consejera ha detallado que la Junta está haciendo un trabajo "intenso" en un verano "duro" en este marco. A pesar de todo, manifiesta que el Gobierno mantiene "un gran esfuerzo organizativo y presupuestario" para atender a estos menores no acompañados. De ahí, que haya habilitado 451 nuevas plazas, de las 700 que tenía previstas para situaciones de emergencia para su atención y acogimiento.

La dotación de estas nuevas plazas residenciales viene motivada, según Sánchez Rubio, por la creciente afluencia de estos menores a las costas andaluzas y por la previsión de agravamiento de la situación ante las circunstancias de cierre de fronteras y restricciones a la inmigración africana en países tradicionalmente receptores. De ahí, la obligación de garantizar respuesta por parte de los Centros de Acogida Inmediata, para poder atender las necesidades básicas de alimentación, cuidados y alojamiento.

Ha explicado también que se ha tenido que llevar a cabo la contratación urgente de los servicios en todas las provincias andaluzas en función de las necesidades y, especialmente, en Almería, Cádiz y Granada, por un importe total de tres millones de euros

Reivindica solidaridad compartida

La consejera ha aprovechado para reivindicar "una responsabilidad compartida y solidaria de todas las comunidades autónomas" así como considerar a algunos partidos como "insostenibles y condenables desde el punto de vista humanitario, porque incentivan actitudes xenófobas y demuestran la falta de mira política desde el punto de vista estatal".

Además, ha subrayado la necesidad de una doble estrategia: por un lado, actuar junto con el Gobierno central y, por otro lado, que "Europa entienda que no se trata de un tema exclusivo de una comunidad autónoma".

Sánchez Rubio ha concluido recordando que la Junta defenderá en la próxima reunión de la Conferencia Sectorial de Migraciones, prevista para el próximo día 5 de septiembre, la responsabilidad compartida y más recursos económicos para atender a las personas que llegan a las costas andaluzas. "Se debe establecer un plan integral como país, coordinada por el Gobierno de España, en el que todas las comunidades compartan de forma solidaria la atención de inmigrantes", manifestó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.