Boris Johnson dimite

Boris Johnson ha decidido finalmente dimitir del cargo de primer ministro de Reino Unido, que ejercía desde el 24 de julio de 2019.

images/banners/la-flamenca-de-borgona-toalla.jpg

El "premier" hará pública su renuncia a lo largo del jueves, aunque permanecerá en Downing Street hasta el otoño, cuando el Partido Conservador elija un nuevo líder.

La decisión la anunció el propio Johnson a las 8,30 de la mañana (9,30 en España) en una llamada telefónica al presidente del Comité parlamentario 1922, Graham Brady, que la noche anterior pasó varias horas intentando convencer al líder británico para que arrojara la toalla.

A lo largo de noche, los miembros más fieles de su gabinete, incluido el nuevo secretario del Tesoro Nadhim Zahawi, presionaron al "premier" para que cediera la resistencia y aceptara la realidad: la deserción de sus ministros y la falta total de respaldo entre sus propios diputados en Westminster. “El país necesita un Gobierno que sea no solo estable sino que actúe con dignidad. Primer ministro, usted sabe, en su corazón, qué sería ahora lo correcto, que es irse”, había escrito esta misma mañana a Johnson el recién nombrado ministro de Economía, Nadhim Zahawi.

Poco antes de confirmarse su dimisión más de 50 miembros del Gabinete habían publicado contundentes cartas pidiéndole al "premier" que se retirara.

La revuelta en el corazón del Ejecutivo británico ha puesto punto final a semanas de crisis política en torno al gobierno de Johnson. El caso Pincher estalló en las manos del líder tory un mes después de que este superara una moción de censura por el llamado partygate, el escándalo de las fiestas celebradas en Downing Street durante la pandemia y contra las normas establecidas para evitar los contagios. Johnson superó el órdago lanzado por compañeros de partido, pero quedó tocado, con más de un 41% de sus diputados en contra.

Johnson asumió la jefatura del Gobierno británico en julio de 2019 como flamante líder del Partido Conservador y tras la renuncia de la entonces primera ministra, la también conservadora Theresa May, señalada entre los suyos por no llevar a buen puerto el Brexit por el que habían votado los ciudadanos en el verano de 2016. Cinco meses después de ocupar Downing Street, Johnson, que se había fraguado una brillante carrera como alcalde de Londres, arrasó en las elecciones y hundió a la oposición, el laborismo, incluso en alguno de sus feudos. Esta holgada victoria ha sido uno de los pilares que ha permitido a Johnson sobrevivir ante la riada de escándalos que ha ido salpicando su mandato. Hasta ahora.

images/banners/la-flamenca-de-borgona-banador-espana.jpg

Boris Johnson pierde el control del Parlamento y aboca a Gran Bretaña al abismo de unas elecciones

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.