Espinar, la revolución de los percebes: el podemita, pillado pegándose una mariscada

ramon-espinar-mariscada

Son los más progres. Abogan por la revolución del proletariado. Defienden el 'Manifiesto comunista' de Marx. Luchan por la caída del capitalismo. Alcanzan un orgasmo sensorial con la Cuba de Fidel o la Venezuela de Chávez. Sin embargo, la gran mayoría son niños de papá. Han estudiado en las mejores universidades privadas. Llevan ropa de marca. Y tienen lujos (y vicios) muy caros. Algunos, incluso, inconfesables.

La última de las aventuras de estos pijopogres de salón y visa oro ha vuelto a tener como protagonista al ínclito Ramón Espinar, portavoz de Unidos Podemos en el Senado. Antaño, azote de la corrupción y de los empresarios en las tertulias de la tele. Hijo de un banquero condenado por el fraude de las 'tarjetas black' y cazado especulando con una vivienda de protección oficial.

Hace unos días, fue pillado comprando Coca-Cola después de abanderar el boicot a la marca, símbolo del neo imperialismo yankee por antonomasia. Hoy, se ha metido solito en la boca del lobo pasándose (otra vez) de vueltas. Mientras la mayoría de jóvenes se las ve y se las desea para llegar a fin de mes, en un país con la mayor tasa de edad de emancipación de la Unión Europea, Espinar, antiguo líder de 'Juventud sin Futuro' disfruta ya de los viejos vicios de la casta.

¡Espinar, pillado! Pide prohibir la Coca-Cola en el Senado... pero se compra dos para comer

Este Sábado Santo, el ateo podemita subía una foto de una mariscada a su Twitter personal. Para goce y disfrute del proletariado.

Una imagen donde no faltaba de nada, bajo el eslogan político: "Galiza cevive, poder popular", un guiño indisimulado al independentismo gallego.

Galiza Ceive-OLN es un antiguo partido soberanista, que en su día apoyó al grupo terrorista Exército Guerrilheiro do Povo Galeigo Ceive, hermanado con la ilegalizada Herri Batasuna. En los años 80, se integró en el Bloque Nacionalista Galego (BNG).

Ante el revuelo generalizado, Espinar acabó borrando su fotografía. Pero ya era tarde. La imagen de la mariscada ya recorría la red de redes ante la indignación y el escarnio generalizado.

Pobre Ramón. El hijo del banquero para el que hacer la revolución es ponerse morado a percebe. Si el Che Guevara levantara la cabeza.

Espinar se compró la vivienda VPO con el dinero de 'papá', el banquero de las 'tarjetas black'

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.