5 directivos de Novagalicia, los primeros banqueros de España que van a la cárcel por robar

novagalicia

Cinco banqueros duermen desde anoche en prisión por adjudicarse prejubilaciones millonarias en plena crisis. La Audiencia Nacional ordenó ayer la detención de cinco ex directivos de Novacaixagalicia para que cumplan los dos años de condena que les impuso. Hasta ahora, ninguno de los juicios por la gestión de las cajas de ahorro había concluido con un ingreso efectivo en prisión.

La Sección Tercera de lo Penal, presidida por Alfonso Guevara, ordenó las detenciones tras rechazar la suspensión de condena reclamada por los afectados, una suspensión que se acuerda en prácticamente todos los casos en los que las penas no superan los dos años de cárcel.

Los magistrados creen que la gravedad de su actuación en la caja, que necesitó 9.000 millones de dinero público, merece el cumplimiento efectivo de la pena. También valoran que los condenados no han hecho frente a las responsabilidades civiles que se les impusieron en la sentencia, así como que aún tienen causas pendientes con la Justicia.

Según fuentes jurídicas, un elemento determinante para la decisión ha sido la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso. El Alto Tribunal, muy crítico con la resolución de la Audiencia, ratificó las condenas a dos años, pero añadiendo que la pena acordada se había quedado muy corta.

"La pena resulta desproporcionada, pero no por su exceso al alza como alegan las defensas, sino claramente por su exigüidad desde la perspectiva de la gravedad de las conductas a la que se ha hecho referencia", sostuvo la sentencia del Supremo.

La resolución, de la que fue ponente el presidente de la Sala de lo Penal del Alto Tribunal, Manuel Marchena, recordó que la gravedad del delito "se incrementa" por el hecho de que todo sucedió ya en plena crisis económica y en una entidad que acabó necesitando una gran inyección de dinero público.

Según el Supremo, la "lenidad" de las penas también se desprende del hecho de que la ley considera grave el delito de apropiación indebida superior a los 50.000 euros, y en este caso lo que se llevaron los condenados superó los 11 millones. "No puede afirmarse que se haya cumplimentado el principio de la proporcionalidad de la pena", dice el TS.

Dos de los detenidos fueron localizados en Madrid y otros tres, en Galicia. Se trata de José Luis Pego, Gregorio Gorriarán, Óscar Rodríguez Estrada -que se prepararon las prejubilaciones ante su inminente salida de la entidad- y de dos cooperadores necesarios para conseguir los fondos, el ex presidente de Caixa Nova, Julio Fernández Gayoso y el asesor jurídico Ricardo Pradas.

Anticorrupción había pedido a la Audiencia tres años de prisión, que se quedaron en dos. Luego la Fiscalía del Supremo no recurrió para elevar las penas, lo que cerró la vía a que lo hiciera el Supremo. Finalmente, el Ministerio Público sí pidió lo que ayer sucedió: que ingresaran para cumplir lo poco que se les impuso.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.