El Gobierno anuncia que el 27 de diciembre Pedro Sánchez te la clava

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La vacunación en España ya tiene fecha: el domingo 27 de diciembre se dará el pistoletazo de salida. Así lo ha anunciado este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha asegurado que comenzará al mismo tiempo en todas las comunidades autónomas, a las que empezarán a llegar dosis el sábado 26. “No queremos esperar ni un solo día. Es el principio del fin y queremos que este principio comience lo antes posible”, ha dicho.

El ministro no ha aclarado cuántas vacunas llegarán a España, ni por tanto, cuántas corresponden a cada comunidad. En su comparecencia para anunciar la fecha se ha limitado a repetir que el reparto será de forma equitativa en cada autonomía. Fuentes del ministerio explican que el criterio no será la población total, sino la que esté en el primer grupo que será vacunado: personas que viven en centros sociosanitarios y sus trabajadores. Es decir, una comunidad que tenga menos habitantes que otra, pero más personas en residencias recibirá más dosis. Esto es así para poder asegurar que todas pueden vacunar con los criterios establecidos.

Illa ha dado por hecho que el 21 de diciembre la Agencia Europea del Medicamento va a aprobar la comercialización de la vacuna de Pfizer y BioNTech, que la Comisión Europea tiene previsto validar unas 48 horas después. España tiene comprometidas 20,8 millones de dosis de este medicamento, que sirven para inmunizar a 10,4 millones de personas, ya que requiere doble pinchazo, aunque se irán recibiendo de forma progresiva.

La vacuna de Pfizer llegará en cajas autorrefrigerantes de 5.000 dosis que las mantienen a una temperatura inferior a los 70 grados bajo cero que necesitan para su conservación. Pueden permanecer en ellas durante 10 días sin refrigeración adicional. A partir de ahí, una vez descongeladas, aguantan 120 horas (otros cinco días) a temperatura de nevera convencional, entre dos y ocho grados centígrados. Las autonomías tendrán que ir descongelándolas y administrándolas, o en el caso de que lleguen a una velocidad superior a la que se puede vacunar, guardarlas en refrigeradores de ultrafrío, que pueden conservar sus propiedades durante seis meses más. Como las vacunas llegarán paulatinamente, en principio no deberían necesitar estos depósitos.

Los ciudadanos a los que les corresponda vacunarse serán citados, ya sea en las residencias donde viven o en centros de salud. Las comunidades autónomas, que serán las encargadas de este extremo, señalan que la vacunación será muy parecida a la campaña de la gripe.

El Gobierno creará una 'lista negra' con todos los que se nieguen a vacunarse del Covid


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.