Aterrizaje de emergencia del Falcón cuando Pedro Sánchez y su familia se iban de vacaciones

Nirvana

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su familia han recurrido al Falcon 900 del Ejército del Aire para irse de vacaciones de Semana Santa. Su destino, el palacete de Las Marismillas, en Doñana. Sin embargo, lo que debería haber sido un vuelo placentero se ha complicado y de manera preocupante. Cuando llevaba 16 minutos de vuelo y sobrevolaba Ciudad Real, el Falcon ha comenzado a frenar su velocidad y ha descendido más de 6.000 metros de altura en apenas unos minutos. Una situación que fuentes expertas en aeronáutica vinculan con una despresurización en cabina y un «descenso de emergencia». La aeronave ha dado la vuelta a medio camino y ha regresado a Torrejón con prioridad para aterrizar. Tras ello, Sánchez ha vuelto a salir de Madrid en un Falcon de repuesto.

Sánchez y su familia llegaron a la base aérea de Torrejón de Ardoz a bordo del helicóptero Super Puma. En la pista aguardaba, ya preparado, el Falcon 900 a bordo en el que tenían previsto volar rumbo a la base de Rota, para desde allí dar el salto a Doñana. Según los registros de vuelo a los que ha tenido acceso Okdiario, la aeronave salió de Torrejón a las 16:41 horas de este miércoles.

Honey Girls Club

Todo transcurría normal hasta que a las 16:57 horas, con el LINCE02 -el código de radar de este vuelo- sobrevolando la provincia de Ciudad Real, algo anómalo comenzó a suceder con el Falcon. Su velocidad, en apenas dos minutos, se redujo de 726 kilómetros por hora hasta 462. En ese momento, volaba a una altitud de 9.464 metros, que rápidamente empezó a perder, comenzando un descenso muy pronunciado. En apenas siete minutos, había bajado a una altitud de unos 3.200 metros. El pico del descenso fueron unos 245 metros en apenas 15 segundos.

Varias fuentes consultadas, que se dedican de manera profesional a la aeronáutica, han confirmado que un descenso de estas características, de más de 6.000 metros en apenas unos minutos, encaja en la casuística de una despresurización en cabina. «Es claramente un descenso de emergencia, no llega a destino y vuelve a base», han subrayado las mismas fuentes.

Una despresurización es la pérdida de presión en el suministro del aire a la cabina de la aeronave, debido a una rotura en el fuselaje o a un fallo de una válvula. Cuando se produce en vuelos que superan los 3.000 metros de altura, obliga a los pilotos a descender a esa altitud límite en la que el oxígeno es suficiente para que no se ponga en riesgo a los tripulantes. En toda esa maniobra, por seguridad, se despliegan las mascarillas suministradoras de oxígeno. Se trata de una situación de emergencia considerada grave por las implicaciones que puede tener para la integridad de la aeronave.

Nada más producirse el problema en el vuelo, que según los registros parece haberse dado por una despresurización, el Falcon ha dado media vuelta y se ha dirigido de nuevo hacia Torrejón. Lo ha hecho a baja cota, no superando esos 3.000 metros de altura. La aeronave ha conseguido aterrizar de nuevo en Torrejón a las 17:30 horas, en punto. Sin tener que esperar, ya que tenía prioridad sobre el tráfico aéreo civil de Barajas, cuyo personal había sido informado previamente de un vuelo un head, en referencia a la condición que tienen las aeronaves cuando viaja a bordo una alta personalidad del Estado.

Media hora más tarde, a las 18:00 horas, un nuevo Falcon del 45 Grupo de las Fuerzas Armadas salía de Torrejón con rumbo a Rota. Según fuentes del sector de la aviación civil, esta incidencia «ha obligado a paralizar» despegues y aterrizajes de los vuelos de Barajas «con configuración sur». Es decir, los que salen o llegan a la pista madrileña desde el sur, ruta que también ha tomado el Falcon. De esta manera, gracias a esta operativa, el presidente y su familia no han perdido poco más de una hora de sus vacaciones. A costa, en este caso, de algunos retrasos en Barajas.

The Play Clubs

El segundo Falcon con Sánchez y su familia a bordo para su viaje vacacional ha tocado tierra de la base de Rota a las 18:53 horas. Allí ya le esperaba la Guardia Civil: esta mañana habían sido puestos en preaviso ante la posible llegada del presidente, que finalmente se ha producido, aunque de una manera más accidentada de lo esperado.

No es la primera vez que los aviones oficiales propiedad del Grupo 45 del Ejército del Aire sufren problemas de estas características que comprometen la seguridad de las autoridades del Estado.

El nuevo catering de lujo del Falcon: 2 millones de euros gourmet a costa de todos los españoles

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias

stop abolicion 300x100