Condenada una dirigente del PSOE por saltarse a los abuelitos para vacunarse del Covid

Nirvana

La Audiencia Provincial de Badajoz ha condenado a Montserrat Rincón, la ex gerente en la pasada legislatura del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD), a la pena de tres años de prisión por vacunarse contra la Covid antes de que la correspondiese aprovechando su puesto de alta dirección en este organismo público. Al ser descubierta, presentó su renuncia al cargo siete días después de vacunarse, en enero de 2021. Rincón había sido también concejal del PSOE en la ciudad de Badajoz. La Junta de Extremadura señaló entonces que la dimisión se había producido por "motivos personales" sin hacer referencia a que se había saltado el protocolo de vacunación. La ex gerente no tenía contacto directo con los pacientes en su trabajo diario.

La acusada, que ocupó su cargo dependiente del Servicio Extremeño de Salud, SES, hasta enero de 2021, ha sido condenada por un delito de falsedad en documento oficial y ha sido absuelta del delito leve de estafa por el que también había sido acusada: "Me vacuné para no ser un vector de contagio y para poder seguir ayudando a la población que estaba a mi cargo", alegó la ex alto cargo socialista durante el juicio, que se celebró el pasado 22 de febrero.

Honey Girls Club

Ella aseguró que fue el médico de Salud Pública que se encargaba de coordinar los centros asistenciales del área de Badajoz quien le dijo que debía de hacerlo, "porque era un vector de contagio, pues él sabía que yo estaba en primera línea y estaba poniendo en peligro a los residentes". Entonces, acudió a la residencia de La Granadilla en calidad de gerente para recepcionar las vacunas y firmar los albaranes, y aprovechó la ocasión para vacunarse, pues, según alegó, su nombre aparecía en la lista.

La sentencia recoge que "sirviéndose de su cargo y de su acceso directo a la elaboración y contenido de los listados oficiales de personal y residentes en centros residenciales dependientes precisamente del SEPAD, la acusada -pese a conocer que no tenía por entonces derecho a ello, por no hallarse entre las personas incluidas en los colectivos prioritarios- había decidido unilateralmente su inclusión en el listado oficial de personas a vacunar" en una residencia de mayores de Badajoz.

De este modo, continua la sentencia, "en aquellas primeras fechas de vacunación contra la pandemia, con escasez todavía de las vacunas y falta de acceso a las mismas para la población en general fuera de la programación, llamamientos y cauce oficial, la acusada consiguió efectivamente vacunarse con una de las primeras dosis en Badajoz".

"La acusada, por sí, o a través de un tercero, pero en todo caso bajo su supervisión y control, alteró el listado de vacunaciones de la Residencia y se incluyó en dicho listado para ser vacunada, lo que efectivamente consiguió el día 4 de enero de 2021" señala la resolución judicial.

Además de a la pena privativa de libertad, la ex alto cargo ha sido condenada al pago de una multa de seis meses con cuota diaria de diez euros y responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago.

The Play Clubs

Asimismo, se le impone inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, inhabilitación especial para el ejercicio de funciones públicas por tiempo de dos años e inhabilitación especial para el ejercicio de profesiones relacionadas con el ámbito sociosanitario durante el tiempo de la condena.

La sentencia no es firme y contra ella puede ser presentado recurso de apelación ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Otro escándalo muy real: las infantas Elena y Cristina se vacunaron antes contra el coronavirus

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias