España | Extremadura

'Extremadura no es España': nace el independentismo extremeño

extremadura-independencia

El Gobierno central ha prometido a Cataluña una lluvia de millones con los que pretende apaciguar el independentismo. La medida, que no es original y lleva aplicándose desde la instauración democrática, mueve a otras regiones a colegir que es necesaria una actitud agresiva para con el Estado, y de reivindicación permanente, para obtener dinero de Madrid. O en otras palabras, "El que más grande la monta, más inversiones tiene", que dice Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat Valenciana.

Es la perversa lógica en la que está instalada la política regional española: es la deslealtad al proyecto común, y no la lealtad, la que parece merecer premios en forma de inversiones. No es extraño, atendiendo a esta lógica, en España florezcan partidos de corte regional donde nunca antes los hubo. El localismo, vistas sus prebendas, se contagia por imitación.

'Sea valiente e inicie un proceso soberanista'

Así, la secretaria general del Partido Regionalista Extremeño Prex-Crex, Lorena Rodríguez, ha invitado al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, a "ser valiente e iniciar un referéndum sobre la soberanía extremeña" como fórmula para lograr las inversiones que ha obtenido Cataluña.

Rodríguez pide al presidente autonómico que exija que Extremadura sea atendida "al menos" igual que Cataluña. Y advierte: "si este es el premio al referéndum soberanista catalán y si es necesario convocar uno en Extremadura para que se acuerden de nuestra región, hágalo". 
No descartan, vista la extraordinaria rentabilidad de los movimientos rupturistas, amenazar con un proceso de secesión "si es la vía para conseguir inversiones".

"Extremadura es una Nación"

El regionalismo extremeño denuncia con frecuencia el olvido y abandono al que, a su juicio, está sometida la región por parte del poder central. Existen multitud de partidos regionalistas en Extremadura, si bien aún minoritarios. Son PREx-CREx, Extremadura Unida, Socialistas Independientes de Extremadura (SIEx) y Unión del Pueblo Extremeño (UPEx).

Los más relevantes han venido coaligándose con el PSOE -caso de PREx-CREx-, con el PP -caso de Extremadura Unida- o con IU -caso de Socialistas Independientes de Extremadura (SIEx)-.

Estanislao Martín, que ha sido presidente de PREx-CREx hasta hace pocos días (ha sido sustituido por la joven alcaldesa de Carcaboso, Cáceres), se muestra convencido de que "Extremadura es una Nación". Y lamenta que la democracia española haya "defraudado a Extremadura" porque, entre otras circunstancias, acarrea "más de 15 años de retraso con respecto a la media nacional, y más de 30 si se compara con el País Vasco".

Y en todo caso imputa los avances que se hayan podido producir, no a la solidaridad nacional sino a la internacional: "Si no hubiera sido por los fondos europeos, Extremadura sería un desierto poblacional, no llegaría al medio millón. No somos una región objetivo número uno para España aunque sí para Europa".

Radicalismo y fiestas de la mano de HB o el BNG

Ciertos movimientos de extrema izquierda de ámbito extremeño como el BPEX en los años 80 tuvieron relaciones con otros movimientos nacionalistas o independentistas de izquierda de otras regiones. Además, en 1986, el Bloque Extremeñista Revolucionario llegó a ostentar la alcaldía de Majadas de Tiétar.

En 1999 se fraguó la última coalición nacionalista radical y de extrema izquierda, "Bloque Nacionalista Extremeño", que incluso participó en la fiesta-mitin nacionalista castellana que se celebra todos los años en Villalar (Valladolid) junto con Herri Batasuna, el BNG o UPC (Unidad Popular Castellana).

'El 4 de diciembre vamos a proclamar el Gobierno de la nueva República de Andalucía'

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.