Una mujer guineana denuncia la 'inmigración masiva' que sufre Parla

mujeres-musulmanas-ayudas-alquiler

Parla y el bucle de sus problemas sin fin

Pese a la mejora de los índices económicos en España, en Parla cada día se sigue viviendo el drama de ser una ciudad arruinada, endeudada hasta la eternidad y con buena parte de sus habitantes sumidos en una pobreza severa.

Somos los parleños que hemos venido aquí a Parla y trabajamos, pagamos nuestra vivienda, etc, los que poco a poco intentamos levantar esta arrasada y problemática ciudad. Sin embargo uno pasea por Parla y sus plazas, por la estación de Cercanías y observamos cientos de personas día tras día sin hacer nada... subsaharianos, norteafricanos, latinos, un crisol multicultural de personas que no aportan nada a Parla que no sea inseguridad y suciedad. Gran parte de Parla es un autentico gueto.

Hace muy pocas fechas han salido las ayudas de vivienda otorgadas por la Comunidad de Madrid y se convirtió en un escándalo al ver comprobar la masiva presencia de extranjeros en la lista de adjudicatarios.

La inseguridad en Parla se da porque los vecinos ven como esas personas no tienen nada que hacer y sin embargo están allí a la espera... ¿a la espera de qué?.

Pensemos un momento: de todos ellos cuántos no han trabajado desde que están en España, cuánto nos cuesta su seguridad social, enseñanza para sus hijos, cuántas broncas por inadaptación a las costumbres de aquí, cuántos se enriquecen con su miseria por vivir hacinados en pisos llamados patera. Eso sin hablar de las tristemente ocupaciones de unos edificios pseudomunicipales y que ahora están en un limbo de legalidad.

¿Cuánto nos cuesta todo eso a los ciudadanos de Parla que estamos oprimidos con impuestos abusivos? ? ¿y si se fueran? Es triste decirlo así pero la enorme cantidad de edificios ilegalmente ocupados prácticamente dejarian de estarlo (hay familias españolas), las aulas estarían menos hacinadas y creo que se avanzaría porque los profesores no tendrían que dedicar muchos de sus esfuerzos para enseñar a hablar el castellano. Nos ahorrariamos ingentes cantidades de dinero en ayudas, subvenciones y demás otorgadas a alguien que no ha trabajado minimamente para tener ese derecho.

Ellos, algunos por su desgracia y otros por ser unos desgraciados, solamente medran, cuando no delinquen, mientras los parleños trabajadores pagamos unos precarios servicios municipales a precio de oro que no tenemos y unas deudas fruto del saqueo de unos politicos delincuentes que desaparecieron una vez que habian arruinado y arrasado Parla.

Soy inmigrante guineana en Parla desde hace más de 30 años cuando incluso iba por la calle y los niños se volvían para mirarme, por ser negra, aunque sin mala idea. Pero ese antes era cuando veniamos a trabajar, no con la idea preconcebida y alentada por personas que no trabajan argumentando el derecho que asiste a cualquiera cuando llega a este país. Sanidad, justicia, enseñanza... pero eso hay que pagarlo con trabajo.

Parla es el pozo de la desesperanza y entiendo que quien pueda se marche de la ciudad en busca de una vida mejor.

Margarita Perez Ndong

Mediterráneo Digital no comparte necesariamente ni se hace responsable de las opiniones personales expresadas por sus lectores en las cartas enviadas a redacción, si bien les ofrece y dota de cobertura mediática en función de su interés editorial amparándose en el principio básico de la libertad de expresión, pilar fundamental de la democracia.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.