toros-catalunya

El Tribunal Constitucional ha anulado este miércoles a la prohibición de celebrar corridas de toros en Cataluña, medida aprobada por el Parlament en 2010. Entienden sus componentes que la cámara tiene competencias para regular estos festejos, pero no para darles la puntilla.

La controvertida decisión fue validada por 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones, y supuso un duro golpe para la afición y la industria cuando se hizo efectiva al término de la temporada de 2011. Al mismo tiempo, puso en alerta a otras regiones, que legislaron para blindar la tradición.

Sabida la sentencia, hay vía libre para que cosos como la Monumental de Barcelona acojan un espectáculo inédito en más de cinco años.

La Generalitat anuncia que 'desobedecerán' la sentencia

El Govern de Carles Puigdemont no piensa obedecer si el Tribunal Constitucional retira la prohibición de las corridas de toros en Cataluña.

La consellera de Presidència y portavoz del Govern, Neus Munté, ha asegurado en la rueda de prensa semanal del ejecutivo celebrada este mediodía que "sólo acatarán la decisión que en su día tomó Parlament de Cataluña".

Para Munté, la ley que prohibe los toros en Cataluña es fruto de una Iniciativa Legislativa Popular que fue votada mayoritariamente el 2010 y de manera "limpia". "Hay un motivo de fondo no queremos un país donde se mate o se haga sufrir a los animales", ha sentenciado.

La Generalitat anuncia que desobedece al TC y mantendrá la prohibición de los toros en Cataluña

 


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.