SOS Racismo denuncia a la Policía y al Estado por 'maltratar' a los inmigrantes del CIE
Última actualizaciónMar, 28 Ene 2020 4pm

España

SOS Racismo denuncia a la Policía y al Estado por 'maltratar' a los inmigrantes del CIE

sos-racismo-cie

La ONG SOS Racismo presentó este 21 de octubre en el Juzgado de Guardia de Plaza de Castilla una denuncia junto a la Coordinadora de Barrios y apoyada por la Coordinadora para la Prevención de la Tortura para pedir que se investiguen los presuntos malos tratos por parte de la Policía hacia los internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche que se amotinaron el pasado martes.

Los internos pasaron la noche del martes al miércoles en la azotea para protestar por las difíciles condiciones de vida en el centro y por su situación de encierro.

Según denunció la ONG, cuya sede se encuentra en el céntrico barrio de Lavapiés, "diversas organizaciones han tenido acceso a testimonios de personas que refieren haber sufrido malos tratos y tratos degradantes por parte de la policía tras los hechos ocurridos en los días 18 y 19 de octubre".

"Estos testimonios aseguran que las agresiones fueron dirigidas tanto a personas que habían participado en la reivindicación como a personas internas que no habían participado", afirmaron en un comunicado en el que también aseveraron que "no se trata de un hecho aislado, sino de la práctica sistemática en estos centros y en general hacia la población inmigrante".

SOS Racismo asegura que el CIE de Aluche "sigue siendo un lugar opaco en el que se violan sistemáticamente los derechos humanos" e indica que "en base a los testimonios" de los internos, la Policía habría prometido que no tomaría represalias, algo que finalmente "no fue así", según denuncian. Además, explica en el escrito que "la protesta ha estado motivada por los malos tratos ejercidos por la Policía durante las últimas semanas".

La organización pide que se tomen "medidas cautelares pertinentes para evitar la expulsión del territorio nacional de las personas que han podido sufrir agresiones o los posibles testigos hasta que se esclarezcan los hechos", que incluyen, según los denunciantes "insuficiente atención medica en el CIE, incluso de la negación de esta en algunos casos, habiéndose llegado a deportar a personas enfermas contra su voluntad".

También acusan a los agentes, siempre según los testimonios de los inmigrantes, de no dejar descansar a los internos a través de "la reproducción de música estridente en la madrugada y comentarios obscenos durante las horas de rezo".

Durante la protesta participaron 39 inmigrantes, que destrozaron muebles y sillas y lograron reventar varias puertas, según unas imágenes difundidas por el sindicato policial UFP y publicadas por este diario. Los agentes también denuncian que fueron amenazados por los internos.

 

Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.