España

¡Se busca! Un tunecino, el terrorista de Berlín

anis-amri

El ministro de Interior alemán ha confirmado que la policía está buscando un nuevo sospechoso, después de que se informara del hallazgo bajo el asiento del conductor del camión utilizado para atentar en el mercadillo navideño de Berlín una cartera con diferentes documentos de identidad, uno de ellos a nombre de Anis Amri nacido en Ghaza, Túnez en 1992.

"Hay un nuevo sospechoso, le estamos buscando", ha informado Thomas de Maizière, añadiendo se había emitido una orden de captura a nivel federal y europeo (dentro del espacio Schengen) para capturar al que podría ser el autor de la tragedia en la que murieron 12 personas y otras 48 resultaron heridas.

La Oficina del Fiscal General alemán ha señalado que el sospechoso utiliza hasta seis alias diferentes y considera que "va armado y es peligroso". También ha anunciado que el Gobierno ofrecerá una recompensa de 100.000 euros a todo el que aporte alguna información que ayude a capturarlo.

El tunecino ya era conocido por las fuerzas de seguridad. Las autoridades alemanas han informado de que el joven estaba siendo investigado por su presunta implicación en un delito grave contra la seguridad del Estado y a la espera de ser expulsado.

La Oficina de Investigación Criminal (LKA) de Renania del Norte-Westfalia había iniciado una investigación sobre el joven que ahora llevaba la Fiscalía Federal de Berlín, donde residía el sospechoso desde febrero, informa EFE.

Asimismo, el centro de coordinación antiterrorista, con el que comparten información las diferentes administraciones regionales, cuerpos policiales y los servicios secretos, había intercambiado datos con Renania del Norte-Westfalia sobre su caso el pasado noviembre.

El responsable de Interior del estado de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, ha explicado que el tunecino entró en Alemania a través del estado de Baden-Württemberg -una ruta menos frecuentada que las de Baviera- entre junio y julio de 2015 y que desde entonces había demostrado una "alta movilidad", aunque residió eminentemente en Berlín, así como que tenía contactos con ambientes islamistas de Alemania.

Precisamente, las fuerzas de seguridad preparan una acción "inminente" en el estado de Renania del Norte-Westfalia en relación con el atentado, aunque no han trascendido más detalles de la misma. Se cree que el sospechoso, catalogado por las autoridades como "terrorista en potencia", podría estar herido.

En su certificado de residencia pone "tolerado", es decir, no tenía derecho al estatuto de asilo pero se le permitía vivir en Alemania. Según varios medios alemanes, el sospechoso pertenece a una red de reclutadores del Estado Islámico y se le considera "especialmente peligroso".

"En junio del año 2016 su solicitud de asilo fue rechazada por la Oficina Federal de Migración y Refugiados (...) el hombre no podía ser expulsado porque no tenía el documento de identidad en regla", ha señalado Jäger, que ha acusado al país africano de retrasar la expulsión del sospechoso del ataque en Berlín, recoge AFP.

"El procedimiento para preparar un nuevo documento de identidad les fue solicitado en agosto pero Túnez ha discutido el hecho de que esta persona sea uno de sus ciudadanos y los documentos necesarios no han llegado durante todo este tiempo", ha dicho el ministro de interior de Renania del Norte-Westfalia. "Casualmente, el documento ha llegado hoy", ha añadido.

En la búsqueda del autor del atentado, la Policía detuvo esta madrugada a un sospechoso, pero, como en el caso del primero, un refugiado pakistaní de 23 años, fue puesto en libertad sin cargos. La BKA ha estrechado sin embargo el cerco de búsqueda y cree que "muy pronto" podrá dar caza al autor de la tragedia. "Se ha recabado mucha información, hay pruebas consistentes y se siguen pistas muy buenas. Estoy relativamente seguro de que pronto lo tendremos", ha afirmado el vicepresidente de la BKA, André Schulz en declaraciones al canal de televisión ZDF.

Schulz afirmó que la policía berlinesa ha recibido más de 500 indicios sobre el atentado, y se están rastreando datos de telefonía móvil con la idea de elaborar un perfil de movimientos del terrorista.

El Estado Islámico reivindica el atentado del camión de Berlín

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.