Puigdemont renuncia a ser 'president' de la Generalitat y anuncia que denuncia a España a la ONU

puigdemont-foto-oficial

Carles Puigdemont ha abierto la puerta al desbloqueo de la XII legislatura catalana al anunciar su intención de permanecer en Bélgica y dar un paso al lado "provisional" para que otro candidato se presente a la investidura de presidente de la Generalitat. Un cargo para el que el propio expresident ha postulado al presidente del grupo parlamentario de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, en prisión provisional desde hace cuatro meses y medio acusado de sedición.

En un mensaje transmitido desde Bruselas a través de las redes sociales, Puigdemont ha explicado que hoy ha comunicado al presidente del Parlament, Roger Torrent, que de forma "provisional" no presente su candidatura a la presidencia de la Generalitat. "Le he pedido que inicio lo antes posible la ronda de contactos con los grupos parlamentarios para proceder a la elección un nuevo candidato a la presidencia de un Govern autonómico".

Una candidatura para el que JxCat propondrá a Jordi Sànchez: "Es el número dos de nuestra lista y representa como nadie los valores de JxCat y es un hombre de paz, injustamente encerrado en una cárcel española". Para Puigdemont, la candidatura de Sànchez "es la única manera de acordar un nuevo Govern en las actuales condiciones".

"Una ofensiva jurídica y política a nivel internacional"

El expresident también ha asegurado que ha llegado la hora de "emprender una ofensiva jurídica y política a nivel internacional" y, en este sentido, ha anunciado que este mismo martespor la tarde un equipo de abogados internacional ha presentado en su nombre "una demanda contra el Estado español ante el Comité de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU)". "Una demanda por violación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Carta de los Derechos Civiles y Políticos, instrumentos que reconocen expresamente el derecho a la autodeterminación", ha añadido.

Se hace evidente, así, la hoja de ruta con la que trabajan las fuerzas independentistas del Parlament y que esboza un binomio Bélgica-Cataluña. El 130.º presidente de la Generalitat estaría al frente del autodenominado Consell de la República, que ejercería desde Bruselas, en paralelo a un Govern efectivo que trabajaría con la premisa de "legalidad autonómica y la obediencia republicana" desde Barcelona. El expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, opositaría a la presidencia del Executiu convencional una vez materializada la inviabilidad de investir a Puigdemont.

El anuncio de Carles Puigdemont llega el mismo día que el Parlament de Catalunya ha celebrado el primer pleno desde la constitución de la Cámara. Una sesión en la que se ha empezado a visualizar el entente entre JxCat, ERC y CUP al aprobar una propuesta de resolución para legitimar a Puigdemont, denunciando su "destitución ilegal e ilegítima", pero evitando reafirmar la declaración de independencia. Aún así, y aunque las negociaciones avanzan, fuentes de los partidos señalan que todavía faltan por cerrar los últimos flecos después de cerrar con acuerdo la carpeta Puigdemont.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.