Pierden el plebiscito: el independentismo se queda con el 47% de los votos

puigdemont-bruselas-21d

Poco o nada parece haber cambiado en Cataluña en los últimos dos años a excepción de un trasvase del voto constitucionalista hacia Ciudadanos, que se ha convertido en la indiscutible fuerza hegemónica.

Si en 2015 el bloque independentista, en aquel año unidos bajo las siglas de Junts pel Sí y la CUP obtenían el 47,80% de los votos, en 2017 lograría el 47,58% o, lo que es lo mismo, cae apenas 0,2 puntos.

Suben algo los partidos no soberanistas, que pasan de sumar el 39,11% de los votos al 43,42%, en detrimento de Podemos, en 2015 Catalunya Sí que es Pot, en 2017 Catalunya en Comù Podem, que ha caído del 8,94% al 7,39%.

► Elecciones 21·XII·2017 | Resultados en Cataluña

Es decir, que el soberanismo no ha subido ni un ápice a pesar de la aplicación del artículo 155, pero tampoco se ha desinflado, mientras que el voto partidario de que Cataluña siga siendo parte de España ha ganado más de cuatro puntos de apoyo tras una movilización sin precedentes.

Todo ello supone que ERC, JxCAT y la CUP obtendrían una nueva mayoría absoluta con 70 escaños (dos menos que en 2015), pero seguirían sin lograr una mayoría absoluta en votos, esa que tanto ansían para poder hablar "en nombre de Cataluña". Todo lo demás, es poesía.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.