La Policía se querella contra los dirigentes de Podemos por acusarles de matar al mantero de Lavapiés

monedero-lavapies

El sindicato Unión de Policía Municipal ha presentado este lunes una querella por un delito de odio contra varios políticos que criticaron la actuación de los agentes en Madrid durante los incidentes ocurridos en Lavapiés en los que murió un ciudadano senegalés, entre ellos al fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero y a la concejal de los distritos de Usera y Arganzuela por Ahora Madrid, Rommy Arce.

El secretario general de UPM en Madrid, Jaime Johnson, ha confirmado la interposición de esta querella por los tuits que esos políticos publicaron tras la muerte de Mame Mbaye el pasado jueves en el céntrico barrio de Madrid.

La querella, a la que ha tenido acceso Efe, también afecta al presidente del sindicato de manteros, Malick Gueye.

El sindicato policial adjunta decenas de tuits que culpaban a la Policía Municipal de la muerte del mantero y los vincula con los disturbios que se produjeron por la noche de ese mismo día.

Johnson ha explicado en una rueda de prensa anterior que la acción penal responde a que el Ayuntamiento "ha criminalizado" a los agentes municipales al no respaldarles desde el primer momento tras la muerte del mantero senegalés, ya que dijo que se investigaría lo ocurrido sin aclarar que los agentes que atendieron a ese hombre no le perseguían y solo le salvaron la vida.

"Los compañeros auxiliaron y los agentes están total y profundamente indignados", ha sostenido el dirigente sindical, que ha asegurado que los policías de Madrid siempre cumplen con la ley.

Desde el CSIF, el secretario general de Administración Local de Madrid, Víctor Martínez, ha recordado que este sindicato se plantea también llevar a cabo acciones legales, que sus abogados están valorando, ya que algunos dirigentes políticos publicaron "falsedades" sobre la intervención policial, a pesar de que representantes sindicales intentaron contactar desde el primer momento con el equipo de gobierno para explicar lo que había ocurrido y al día siguiente fueron en persona al Consistorio.

"Rommy Arce nos giró la cara y salió corriendo", ha asegurado Martínez, que cree que los bulos difundidos y la falta de apoyo del Ayuntamiento a los agentes responde "a una guerra política".


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.