Última actualizaciónMié, 05 Ago 2020 7pm

España

¡Hartos! Vecinos montan barricadas para evitar que sigan llegando refugiados

refugaidos-italia

Un grupo de habitantes del pequeño pueblo de Gorino, en la provincia de Ferrara (norte de Italia), montó durante la noche  del 24 de octubre numerosas barricadas para impedir la llegada de un autobús con doce mujeres refugiadas y ocho niños, que iban a alojarse en un hostal de la zona.

Los medios de comunicación italianos se hacen eco este martes de la protesta de un centenar de personas, que colocaron peanas de madera en la carretera de acceso al hostal Amore-Natura, donde el delegado de Gobierno de Ferrara, Michele Tortora, decidió que se diese alojamiento a las refugiadas y a sus hijos.

Los habitantes de Gorino, en la región de Emilia-Romagna, al grito de "No los queremos", impidieron el paso del autobús y hubo momentos de tensión con la policía.

Los vecinos protestaban también porque el gestor del hostal, había sido obligado por las autoridades a prestar gratuitamente sus cinco habitaciones y a dar de cenar a los recién llegados.

"¡Vienen de fuera y lo tienen todo gratis! ¿Y la gente de aquí? ¿Primero son los inmigrantes? ¡Estamos hartos!", protestaba uno de los exaltados manifestantes.

Los refugiados, todo gratis mientras los italianos se desangran

Después de que el autobús permaneciese varias horas a la espera de una decisión, para evitar más incidentes, el prefecto dispuso trasladar a las doce mujeres y los ocho niños de origen africano a otro pueblo. Los vecinos celebraron efusivamente su victoria.

"Ha prevalecido la tranquilidad del orden público, no podíamos cargar contra las personas. Este fenómeno (de la inmigración) o se gestiona juntos con sentido común o no se puede gestionar", explicaba este martes el delegado de Gobierno de Ferrara.

El secretario de la Liga Norte en Ferrara, Alan Fabbri, definió como "nuevos héroes de la resistencia contra la dictadura de la acogida" a los habitantes de esa localidad y aseguró que "apoyarán la protesta".

Este suceso se produce justo cuando se han dado a conocer las cifras oficiales de la llegada de inmigrantes a Italia, con 153.450 personas acogidas de urgencia, un 10 por ciento más que el año pasado.

Una avalancha humanitaria que está creando enormes problemas al Estado. Actualmente, se calcula que ya hay más de 200.000 inmigrantes viviendo en los abarrotados centros temporales de Italia. Una situación insostenible que está llevando las estructuras del país al límite. ¿Hasta cuándo los europeos seguirán tragando?

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.