España

Furia racial en Lavapiés: los manteros africanos se levantan contra la Policía española

lavapies-disturbios

El corazón del barrio madrileño de Lavapiés esta viviendo graves disturbios esta jueves, después de que un mantero de origen senegalés y de unos 35 años falleciera tras una supuesta persecución de los agentes de la Policía Municipal en la calle Oso.

Según Emergencias Madrid, ha muerto de una parada cardíaca. "Cuando ha sido atendido se encontraba solo en el lugar". El hombre estaba tendido en el suelo y sin documentación.

lavapies-incidentes

Rápidamente, han empezado a circular distintas versiones de lo ocurrido y la tensión en la zona se ha disparado. Grupos de africanos se han concentrado en el lugar y han empezado a increpar a los agentes. Finalmente, tras el lanzamiento de numerosos objetos, los policías se han visto obligados a cargar contra los manteros. 

Durante toda la noche se está viviendo escenas de película de terror, con la quema de contenedores y numerosos destrozos de mobiliario urbano.

La Policía Municipal asegura que no se ha producido ninguna persecución y que los agentes se han encontrado al hombre tumbado en el suelo y en parada cardíaca. "Hemos sido los primeros en atenderle mientras llegaba el Samur pero ha fallecido", indicó un portavoz policial que niega que el mantero se viese implicado en una fuga tras una redada. 

Se han desplegado en el lugar al menos cinco furgonetas de la Unidad de Intervención Policial (UIP) en labor de seguridad ciudadana ante la cantidad de personas congregadas que mostraban gran nerviosismo y acusaban a los agentes "de perseguirles", han indicado a Europa Press fuentes presenciales.

lavapies-manteros

Allegados del fallecido aseguran que antes de su defunción se había registrado una intervención de la Policía Municipal contra varios manteros. Unos 200 compañeros se han concentrado en el lugar para protestar por la presión policial que existe en la zona contra los vendedores ambulantes.

Uno de los momentos más tensos se ha vivido con la quema de una sucursal bancaria, que ha llenado de humo el edificio en el que se encuentra, lo que obligó a desalojar a los vecinos, que han podido abandonar el inmueble por su propio pie. Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han podido entrar en la plaza y lo estaban sofocando.

La Policía ha cortado la zona. De hecho, no se puede acceder ni desde la Glorieta de Embajadores, donde hay desplegados efectivos del Samur, la Policía Nacional, la Policía Municipal y Bomberos, ni desde la calle Mesón de Paredes. Algunos presentes arrancaron señalizaciones de tráfico y han roto una marquesina en la misma plaza de Lavapiés. También han cogido sillas de las terrazas de Argumosa y las estaban lanzando.

Los agentes han tenido que efectuar varias intervenciones ya que los manteros han empezado a arrojar piedras y otros objetos contra los Policías. También han derribado alguna de las motos de la Policía Nacional. La tensión se ha disparado por momentos y los concentrados han comenzado a tirar adoquines contra los policías y a realizar barricadas con contenedores ardiendo. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.