Franco, gran protagonista de la Diada de Cataluña

España

Franco, gran protagonista de la Diada de Cataluña

 franco diada

Franco no podía faltar en la gran manifestación del independentismo. No hay nadie que recuerde más al Generalísimo que la izquierda y los nacionalistas de nuestro país. Están obsesionados. 43 años después de muerto, sigue marcando el día a día de su agenda política. Es y será su gran pesadilla. Aunque saquen sus restos del Valle. Aunque le quiten todas las calles. No pueden vivir sin él. Y lo saben.

Y en la Diada 2018, como era de esperar, también ha estado presente. Esta vez le ha tocado el turno a Aamer Anwar, el abogado de Clara Ponsatí, que además y para más inri, es escocés. Este año, ha sido uno de los encargados de subir al escenario para hacer los alegatos finales para goce y autocomplacencia del soberanismo. En su discurso, ha afirmado que "Franco estaría orgulloso de la España contemporánea". Tal cual. 

Tras decir algo tan obvio como que votar debe ser considerado un derecho fundamental (¿por qué se saltaron entonces las Leyes del Estatut en el Parlament el 6 y el 7 de septiembre del año pasado?), el abogado de la exconsellera de Educación de la Generalitat, Clara Ponsatí, que no ha venido porque está en Escocia fugada de la justicia, Anwar ha dejado la gran frase del día: "Franco estaría orgulloso de la España contemporánea que actúa como una dictadura fascista".

"Estaría orgulloso de las acciones de Rajoy, de los jueces, de la gente uniformada, y, evidentemente, ahora también de este llamado socialista, Pedro Sánchez", ha proseguido. "Pero a Cataluña le digo: tenéis el mandato, tenéis las ideas, los sueños y el poder de la gente. Estáis en el lado correcto de la historia", ha concluido el letrado entre la ovación de los manifestantes.

"Tras más de 300 años de opresión, España no podrá aplastar las aspiraciones de Cataluña", ha dicho Aamer Anwar. "La vuestra es una causa justa y no estáis solos", en un discurso muy vehemente en que ha llegado a afirmar que el Gobierno español sacó "tanques" a la calle. Será que solo los vio él.

Finalmente, el abogado de Ponsatí, que es medio pakistaní, ha acusado a España de actuar "como un gángster" y de hacer "terrorismo de Estado", y a la justicia de nuestro país de tener "un doble rasero". Y se ha quedado tan a gusto, el hijo de la gran bretaña. El año que viene, otro viajecito, paga la Generalitat. Y a vivir que son dos días. Facha el último.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.