Prohibida la manifestación de La Falange contra el Gobierno por la crisis del coronavirus

falange 

La Falange solicitó la semana pasada a la Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid el permiso para convocar una manifestación, el día 2 de mayo, con motivo de protesta contra la gestión del Gobierno ante la pandemia del coronavirus.

La movilización iba dirigida directamente contra Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Salvador Illa por la mala gestión de la epidemia, que se evidencia con los 210.773 casos de coronavirus diagnosticados y los 23.822 muertos, según cifras oficiales del Ministerio de Sanidad.

La Delegación de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha prohibido finalmente la protesta, en una resolución en la que alude a la declaración del Estado de Alarma, como justificación para la denegación de cualquier permiso de manifestación que vaya más allá de salir al balcón.

FE-La Falange y Falange Española de las JONS irán juntos a las Elecciones Europeas

En declaraciones a MEDITERRÁNEO DIGITAL, el Jefe Nacional de La Falange, Manuel Andrino, reivindica el derecho a la movilización de los españoles, ya que, debido a la “lamentable situación a la que nos ha llevado el Gobierno, es el momento de acabar con este secuestro de la libertad de expresión y de manifestación. Saldremos a la calle con banderas de España con el lazo negro como símbolo de luto”. Andrino invita además a cualquier ciudadano a unirse a la protesta y apunta que no se trata de una manifestación limitada a sus simpatizantes. “Cualquier español puede participar”.

A través del hashtag #NosVemosEnLasCalles se está haciendo eco de la movilización. Una campaña promovida por la coalición ADÑ en la que se difunde a través de redes sociales contenido multimedia, fotos o textos con frases de esperanza y de rebelión frente a la gestión del Gobierno.

LA FALANGE RECURRIRÁ

En un comunicado público, La Falange lamenta la denegación de la manifestación, y denuncia que la resolución de la Comunidad de Madrid "la firma el mismo que permitió las manifestaciones del 8 de marzo, donde lo peor de cada casa se dedicó a contagiar al resto de españoles, en virtud de una ideología de género que les ha salido cara a los miles de ciudadanos que han muerto ante el silencio cómplice de todos los que coreaban aquello de 'el machismo mata más que el coronavirus'".

"Lo deniega argumentando la protección de la moral y la salud, el Delegado del Gobierno en Madrid que alentó y protegió la actitud irrespnsable y criminal de los organizadores, aun conociendo las alertas sanitarias que ya estaban activadas hace semanas".

Ortega Smith habla, en EXCLUSIVA para MEDITERRÁNEO DIGITAL, sobre su pasado falangista

En esta línea, la manifestación promovida por La Falange contemplaba cumplir con las recomendaciones sanitarias y las medidas de seguridad. “Hemos propuesto cumplir con las recomendaciones más exigentes hechas por los expertos científicos en esta pandemia, con los que, por cierto, no cuenta mucho este gobierno socialcomunista. Es decir, situarnos a no menos de dos metros unos de los otros, con guantes y mascarillas de forma obligatoria que serán proporcionados por la organización si los participantes acudieran sin ellos”, aclara Manuel Andrino.

Aunque desde La Falange defienden que la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, sitio y excepción, no permite suspender el derecho de reunión que reconoce el artículo 21 de la Constitución. Es por esto que, ante la negativa de la Delegación, La Falange presentará un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. “La recurriremos con todos los argumentos, no pueden acabar con nuestros derechos fundamentales”, explica el líder del partido. 

Esta propuesta abre el debate sobre la posibilidad de convocar manifestaciones tomando medidas de seguridad, aún estando en una situación de confinamiento, tal y como hicieron el 19 de abril los israelíes. En Jerusalén 2.000 personas protestaron en contra del primer ministro, Benjamín Netanyahu, manteniendo la distancia de seguridad y haciendo uso de guantes y mascarillas.

Esta movilización ya ha recibido ataques y críticas en las redes sociales. Entre los personajes que se han hecho eco de la protesta, la podemita Bea Talegón, que sigue en su línea habitual en Twitter y sostiene que “yo les daría permiso. Solo a ellos”. En pocas palabras, la madrileña reconvertida en ferviente independentista catalana le ha deseado el deceso a todos los falangistas. Curiosa concepción de la libertad de expresión.

Sonia García
Autor: Sonia García
Nacida en Madrid el 1 de junio de 1998. Estudia Periodismo en la Universidad CEU Cardenal Herrera. Tomó contacto con la profesión desde el inicio de su carrera. Colaboró con: La Ocho Mediterráneo TV, Levante EMV, Levante TV, Inforadio, EDMred. Ahora forma parte del equipo de MEDITERRÁNEO DIGITAL como becaria. Defensora de la libertad de expresión y justiciera de la verdad.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.