España

El dueño de Bonpreu: de vender camisetas de la ANC y 'España nos roba'... a trasladar su sede a Madrid

bonpreu-arturmas

Del último mes de octubre se pueden sacar muchas conclusiones sobre lo acaecido en Cataluña. Pero una de ellas, quizá la más clara, es que una cosa es la ideología y otra muy distinta los negocios. Como hizo célebre Don Vito Corleone en la mítica 'El Padrino' de Francis Ford Coppola, "no es nada personal"... una cita cinematográfica que bien podría rubricar Joan Font, dueño de la cadena de supermercados BonPreu, y uno de los empresarios más implicados en el 'procés' de independencia catalán. Sin embargo ahora, su sociedad de inversión (las conocidas popularmente como 'sicav') ha cambiado su domicilio social a Madrid por la inestabilidad política de la zona. Tan surrealista como real.

El empresario se une así a las más de 2.000 sociedades que han salido desde el 1 de octubre de Cataluña. Una catarsis económica sin precedentes. Y en su caso, un hecho que no llamaría demasiado la atención sino fuera porque Font formó parte del consejo que asesoró a Artur Mas para la transición hacia la independencia, uno de los muchos guiños y gestos que el dueño de BonPreu ha tenido en los últimos años hacia el independentismo.

Tal y como señala el diario 'El País', el pasado 16 de octubre cambio la sede social de Portfoli GT Sicav SA, que gestiona 9,8 millones de euros, de Manresa a Madrid. Según una portavoz de la compañía, la sociedad cuyo consejo preside Font se ha trasladado a raíz de la integración de CatalunyaCaixa en el BBVA, banco que gestiona la Sicav.

Joan Font, un abanderado del nacionalismo catalán

Y es que Font nunca ha escondido sus inclinaciones políticas. En los supermercados de BonPreu, cadena de alimentación que preside, se han distribuido camisetas de la Asamblea Nacional Catalana para financiar el 'procés'. Además de eso, han decidido cerrar en las últimas dos huelgas generales convocadas en Cataluña "contra la represión del Estado español y por la libertad de los presos políticos catalanes".

La familia Font es propietaria de Bonpreu, Esclat, Esclatoil e Iquodrive, un grupo que facturó 1.077 millones de euros el pasado año.

Durante el Gobierno de Artur Mas formó parte del denominado Consejo Asesor para la Transición Nacional. Un órgano que se encargó de elaborar un 'libro de ruta' sobre las actuaciones y las estructuras que debía desarrollar Cataluña para lograr la independencia.

BonPreu se desmarcó además del tejido empresarial catalán, dando fiesta a sus empleados para que acudiesen a la Diada reivindicativa del 11 de septiembre. Según señala 'Periodista Digital', los supermercados BonPreu se encargaron de custodiar las urnas -y los votos- de la consulta independentista que se celebró en Barcelona entre diciembre de 2010 y abril de 2011.

Bonpreu dará fiesta a todos los empleados que quieran ir a la Diada independentista del 11S

Joan Font: 'Los bancos quieren la independencia de Cataluña'

Joan Font, exhortó a los catalanes a no hacer ningún caso de los que difunden mensajes apocalípticos sobre las desgracias que pasarían si Cataluña fuera independiente: "Son pocos, pero con capacidad de hacer mucho ruido, y nosotros tenemos que ser inteligentes para no dejarnos asustar y saber discriminar lo que es posible y lo que no lo es", declaró en su día.

En esa misma conferencia sobre la incidencia económica de una hipotética independencia, dejó algunas perlas que ahora, a toro pasado, son dignas de recordar: "van saliendo del armario y se pronuncian a favor, para demostrar que los empresarios soberanistas somos mayoría, a pesar de que deberían salir más en los medios y no dejar el discurso en manos de unos pocos"

"Incluso el Sabadell y la Caixa se pondrán a favor de la independencia, y asegurarán que en privado ya lo decían que querían la independencia, y querrán recuperar la confianza de los catalanes, proclamándose entidades genuinamente catalanas, aunque tengan la sede en Londres".

Hace algunos años, el grupo BonPreu obligó a ponerse a sus empleadas unas chapas en los uniformes en los que se podía leer "por favor, háblame catalán".

Denuncia de Comisiones Obreras

El sindicato Comisiones Obreras denunció este año a BonPreu por incumplir la Ley de Comercio de Cataluña. "El objetivo que la empresa aplique de manera correcta la normativa y que la Administración estudie las medidas sancionadoras que puedan derivarse en caso de incumplimiento con el fin de facilitar que la plantilla concilie la vida laboral con la familiar y la personal". Este sindicato "ha aportado, junto con la denuncia, los documentos en los que se refleja que la empresa continúa organizando el trabajo para dar servicio a las personas consumidoras más allá de las 21 horas".

A pesar de ello, Joan Font ha sido premiado y reconocido en numerosas ocasiones por la Generalitat por su labor empresarial y compromiso nacional con Cataluña. Por si quedaban dudas.

El presidente del grupo Bon Preu, desafía a los españoles: 'No tengo miedo al boicot'

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.