España

El caso de Sara Giménez, el fichaje de Ciudadanos de una etnia que no podemos decir

 sara gimenez

Ciudadanos ha presentado a su 'fichaje estrella' para las elecciones generales, Sara Giménez, una abogada de una etnia que no podemos decir para no generar “estereotipos” ni fomentar los prejuicios "basados en el origen, la identidad ni en el género". La raza no es importante ni reseñable en las noticias, no aporta nada. Y no, no lo decimos nosotros ni lo recoge nuestro libro de estilo: lo exige precisamente la propia Fundación Secretariado Gitano (FSG) en sus estatutos, de la que Sara Giménez forma parte como Directora del Departamento de Igualdad y Lucha contra la Discriminación.

Sin embargo, curiosamente, nos llama poderosamente la atención y nos chirría a partes iguales que ha sido precisamente eso, que es gitana, lo primero que han dicho en su carta de presentación oficial. "¿Te gustaría formar parte de las listas de Ciudadanos y ser quizás, la primera mujer gitana en un Gobierno de España?", decía Albert Rivera ante el aplauso general. Anonadados nos hemos quedado.

¿Entonces? ¿En qué quedamos? ¿Es importante decir la raza? ¿Aporta información o fomenta el racismo? ¿O depende para qué? ¿Estamos ante el primer caso de 'racismo selectivo' de la historia? Un caso digno de la nave del misterio de Iker Jiménez.

En MEDITERRÁNEO DIGITAL hemos recibido en los últimos meses hasta un total 13 cartas de la Fundación que dirige Sara Giménez, solicitando la corrección o directamente exigiendo la eliminación de nuestros contenidos por hacer precisamente eso: decir que cuando alguien es gitano, es gitano. 

En una de las misivas que dirigió a esta casa, el Departamento de Comunicación de la Fundación Secretariado Gitano censuraba expresamente que "la etnia o el origen fuera usada para aportar información", ya que a su juicio, se trata de "un hecho claramente discriminatorio" basándose en los "estereotipos, estigmas y prejuicios" que existen en torno a la comunidad gitana.

Desde aquí nos gustaría saber si la Fundación Secretariado Gitano, que tan habitualmente emplea su tiempo en ponerse en contacto nosotros para darnos formación y directrices profesionales sobre cómo tenemos que redactar y orientar nuestras noticias (basta buscar en Google), también se ha puesto en línea ya vía burofax y con carácter urgente con Ciudadanos, para explicarles que dan una imagen de oportunismo intolerable aprovechando la etnia de su nuevo fichaje.

¿Acaso dicen que los demás son todos payos? ¿Qué aporta saber que Sara Giménez es una abogada gitana? ¿Por qué aplaude la gente? ¿Por qué los medios más progres del lugar titulan con el origen de la nueva diputada en sus portadas? ¿Enviarán cartas de queja desde la Fundación Secretariado Gitano a todos los digitales de España? Esto no se puede consentir en pleno siglo XXI. Indignados estamos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.