España

El Ayuntamiento de Colau subvenciona el Carnaval con un cartel de Franco disfrazado de drag queen

cartel carnaval franco

Después, son los primeros que piden respeto y nos dan lecciones de democracia y tolerancia a los demás. Ya sabemos cómo son estos progres, guardianes del código de lo ‘políticamente correcto’ y las buenas maneras. Puedes mofarte de las víctimas del terrorismo, sonarte los mocos con la bandera de España o cagarte en Dios y en su santísima madre. Eso sí, no se te ocurra meterte con los inmigrantes, con los gais, o con las feministas. Entonces eres un fascista redomado y tienes que morir en la hoguera. La libertad de expresión hecha a medida.

La última de las muestras de concordia y reconciliación de la izquierda nos llega desde la Barcelona de Colau (cómo no), epicentro del progresismo y el buenismo más radical, que ha convertido la ciudad condal en un nido de inmigración, anarquía, y degradación social, donde el Top Manta se extiende a dispersión y la delincuencia campa a sus anchas.

El distrito de Nou Barris, uno de los más grandes y poblados de la capital, ridiculizará a Franco en su cartel oficial de Carnaval, vistiendo al anterior Jefe de Estado de drag queen

La fiesta se celebrará este año entre el 28 de febrero y el 2 de marzo, y está organizada por el Coordinadora Cultural de Nou Barris y cuenta con la colaboración de la Fundació La Roda y propio el Ayuntamiento de Barcelona. Obviamente, está subvencionado por el Consistorio de Ada Colau.

¿Alguien se imagina si en un pueblo de Cáceres o de Toledo se les ocurriera hacer un cartel de Carnaval mofándose de la memoria de Lluís Companys, por ejemplo, el president mártir que fusiló el franquismo?

Lloverían chuzos, los independentistas sacarían fuego por los ojos y llevarían la iniciativa al Congreso, donde volverían a enarbolarse banderas de catalanofobia y fascismo a dispersión. ¡España nos odia!

Como el injuriado es Franco, y los que insultan son ellos, no pasa nada, libertad de expresión. Una más. Da igual que sea un difunto y que no pueda defenderse. Que se joda. Después, todavía hay algún progre que se sorprende y se echa las manos a la cabeza porque ‘la derecha’ empieza a arrasar en las urnas. Hace mucho tiempo que esta gente abrieron la caja de pandora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.