Debate a 5, dos Españas

debate5 

El único debate entre los principales candidatos a la presidencia del Gobiernoespañol tuvo lugar en una desapacible noche madrileña cuyo malestar se trasladó al interior de los estudios habilitados por la televisión pública, en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo. Los líderes de VOX, PartidoPopular, Ciudadanos, PSOE y UnidasPodemos se enfrentaron a degüello en un combate verbal de todos contra todos para rascar los más del 35% de indecisos de cara a los comicios generales del próximo 10-N. ¿Quieren conocer los mejores momentos de la noche y no tuvieron la oportunidad de verlo en nuestra página web? Pasen y lean.

El Debate: las 10 mejores frases de cada candidato

¿Cómo salimos del bloqueo?

Este ha sido el pistoletazo de salida lanzado a los candidatos de tan diverso signo político. Desde las primeras elecciones democráticas de 1977, jamás había ocurrido: celebrar 4 elecciones en 4 años; y repetir, por segunda vez desde 2016, los comicios. Moderado por los presentadores Ana Blanco y Vicente Vallés, la suerte quiso que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias estuvieran abrigados entre Pablo Casado, Santiago Abascal y Albert Rivera. Por su parte, las redes sociales fueron apropiadamente preparadas por tan objetivos organismos reguladores de información que tan poco censuran a MEDITERRÁNEO DIGITAL, como Newtral, que se encargó de ir verificando y cotejando la información volcada por los políticos en tiempo real.

Todo comenzó con el marqués de Galapagar, como siempre utilizando su técnica de la defensa obrera y barriendo para casa: dando las gracias a las limpiadoras y dejando claro que ya no es posible un gobierno sino de coalición. Por su parte, el presidente de Ciudadanos se volvió a comprometer a poner al país “en marcha”, pues “no hay tiempo ni dinero que perder”. Unas declaraciones muy bonitas pero que no contestaron a la cuestión de por qué ahora sí iba a desbloquear la situación política cuando no lo hizo en las pasadas elecciones del 28-A.

El líder de la #EspañaViva y recién estrenado en este formato televisivo recordó que “no tiene sentido hablar del día de después de las elecciones si no exigimos al presidente del Gobierno que las mismas se celebren con normalidad en Cataluña”. El presidente del Gobierno en funciones señaló que “lo más importante es romper el bloqueo y que el bloqueo se rompe votando” para concluir apelando a su ‘Plan Sánchez’ de “que se respete gobernar a la lista más votada”, una propuesta con un rotundo silencio como respuesta de sus contrincantes. Si gobernara la lista más votada, ¿cómo sacaría adelante Sánchez los presupuestos generales del Estado? ¿Cómo obtendría apoyos para seguir aprobando leyes? ¿Y para desbloquear la situación catalana? Realmente lamentable que el presidente que nos lleva a unas segundas elecciones, de por hecho que no habrá coalición.

Cataluña, tema estrella del debate

El debate televisado por el Canal 1 y 24 Horas copó toda la atención con el conflicto que actualmente se está viviendo en Cataluña. El líder del PP fue muy claro con Sánchez: “usted ha optado por no contestar al teléfono al presidente de la Generalitat”, sin entender por qué no aplica tampoco la Ley de Seguridad Nacional. Una cuestión que quedaba contestada, dado que, según el presidente del Gobierno en funciones, lo que vive la Generalidades una crisis de convivencia, no de independencia”.

Albert Rivera trajo la anécdota más divertida de la noche cuando sacó cual conejo del sombrero una piedra gigante: “esto no es un souvenir del muro de Berlín, es un adoquín de Barcelona, mi ciudad” y “representa el desorden público”. Frente a las bromas, Abascal subrayó que resulta “ofensivo escuchar al candidato (del PSOE)” la propuesta de introducir en el Código penal un nuevo delito que evite la celebración de referéndums ilegales porque “fue Zapatero quien la eliminó” del texto legal “y fue el señor Rajoy quien no quiso recuperar esa penalización”. Según el vasco, “en Cataluña se ha producido un golpe de Estado permanente iniciado en lo tiempos Jordi Pujol, continuado por Artur Más, por Puidgemont y por Torra”.

Pablo Iglesias: 'Las mujeres están escandalizadas con lo que hemos visto en tantas mamadas'

La política económica, el gran sino

Quizás sea uno de los bloques en que, al menos entre ideologías similares, los políticos se encontraban más de acuerdo: PP, Ciudadanos y VOX abogaron por una bajada e incluso eliminación de algunos impuestos, frente al incremento del gasto público abogado por socialistas y Unidas Podemos. Una bonita medida sobre el papel la de los izquierdistas que sin embargo han justificado, como Pablo Iglesias, en lograrla cobrando más a los que más tienen. ¿Sabrá el marqués de Galapagar que la única forma efectiva de recaudar en cualquier país es, o bien subiendo los impuestos a la clase media que representa la mayoría de la población, o bien con una bajada general para la legalización de la economía sumergida y la llamada a las grandes fortunas?

La trifulca en este espacio de tiempo vino de la mano de Albert Rivera, cuando dando la razón al líder de VOX, aprovechó para enviarle el peor ‘zasca’ de la noche: “estoy de acuerdo en que hay que suprimir duplicidades, pero usted estuvo 4 años cobrando de un chiringuito, le pido un poco coherencia”, a lo que Abascal contestó: “me fui para hacer un partido de cero”. 

Iglesias dando mensajes papistas que ni él cumple

Un bloque que Iglesias aprovechó para comenzar afirmando que “ojalá fuera la última vez que haya un debate sólo con candidatos a la presidencia del Gobierno”. Una afirmación curiosa al venir de un líder que volvió de su baja por paternidad para poder volver a tomar las riendas de su partido como cabeza frente a las elecciones del pasado 28-A, dejando a su santa esposa a un lado.

Frente a las escalofriantes propuestas comunistas que no venían del marqués de Galapagar sino del mismísimo socialista por sacar “al mercado las viviendas vacías”, Abascal recordó que “la política social es también la seguridad o la inmigración ilegal". Pues como bien apunto el vasco: “cómo va atender a los españoles desde el Gobierno si atienden primero a los que están fuera”.

Y en materia de inmigración, destacó la puya de Abascal a Iglesias: “no hay ninguna Nación sin fronteras, sin ella, deja de serlo” pues el que quiera “venir a nuestra Casa, tiene unas puertas para entrar igual que las mansiones de los progres”. Poesía para los izquierdistas. Cierra así una noche histórica para la política española cuyos votos se decidirán en los próximos días antes del próximo domingo en que todos los ciudadanos acudirán a las urnas para elegir a su próximo presidente de España o, al menos, a aquel que tendrá las llaves de la negociación de los más que previsibles pactos entre partidos. 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.