El Gobierno envía 6 coches de la Guardia Civil a Galapagar para proteger a Pablo Iglesias del 'jarabe democrático'

 galapgar cacerolada

Hasta seis coches patrulla de la Guardia Civil se han desplegado para custodiar el casoplón de Pablo Iglesias ante una nueva jornada de protestas frente a la casa del vicepresidente del Gobierno socialcomunista. Esta sorprendente y exagerada dotación ha llamado poderosamente la atención de la gente que se manifestaba una noche más este lunes en Galapagar por la gestión en la crisis del coronavirus.

Cientos de españoles normales le dan 'jarabe democrático' en caceroladas a Pablo Iglesias en Galapagar

Los agentes enviados por Fernando Grande Marlaska para custodiar el casoplón de Iglesias y Montero han establecido un perímetro con un cordón de seguridad a lo largo del chalet (y mira que es largo), comenzando por la garita que, de forma permanente, tiene la Benemérita frente al domicilio de los líderes de Podemos. Además, los vecinos que han acudido para manifestarse ante la casa de los dirigentes comunistas, han visto como era imposible parar frente al chalet. Han sido dispersados por los agentes de la Guardia Civil.

Ha sido en una nueva jornada de doble dosis «jarabe democrático» ante el casoplón de Iglesias en la urbanización de lujo de La Navata, en Galapagar. El vicepresidente del Gobierno, que fue quien popularizó esa expresión para justificar y defender los escraches contra los políticos de la época, volvió a recibir la visita de los ciudadanos, indignados con la gestión de la crisis sanitaria y la falta de libertades.

pablo iglesias jarabe democratico

Es el tercer día consecutivo que los ciudadanos se manifiestan en los alrededores del domicilio particular del vicepresidente. Las protestas comenzaron de forma espontánea el pasado sábado, y este domingo fueron ya centenares de personas los que se concentraron a la hora de las caceroladas, que están sonando a lo largo y ancho de toda la geografía española. Este lunes, por tercer día consecutivo, los ciudadanos han sido fieles a esta nueva tradición. Aunque se encontraron una sorpresa inesperada. Había tantos policías que parecía el Desembarco de Normandía.

Un 'okupa' se empadrona en el chalet de Galapagar para poder cobrar 'la paguita'

Que lejos quedan aquellos tiempos revolucionarios, cuando era un jovencito bolchevique que lideraba las algaradas de la extrema izquierda callejera, y Pablo Iglesias mandaba a sus esbirros y a sus hordas rojas a las puertas del domicilio de Cristina Cifuentes, Soraya Sáenz de Santamaría o Rita Barberá, mientras preparaba escraches y reventaba las conferencias de Rosa Dïez en la Universidad. ¿Qué ha pasado ahora?

¿Se acuerdan cuándo Pablo Iglesias decía que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado eran "matones" al servicio de los poderosos? A ver si al final va a tener razón.

Dejan una mierda en el buzón del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.