Última actualizaciónMié, 05 Ago 2020 7pm

España

Anglada a los trabajadores inmigrantes: 'Si no les gusta España, que vuelvan a sus países'

anglada

El pleno del Ayuntamiento de Vic, en la provincia de Barcelona, aprobó por unanimidad la moción presentada por Capgirem Vic, marca blanca de la CUP en la localidad, en defensa de los derechos de los trabajadores del sector cárnico.

La polémica nace y cobra todavía más fuerza tras la emisión del programa 'Salvados', de Jordi Évole en La Sexta, en el que se denunciaba la situación de precariedad social que sufrían los empleados de la fábrica 'El Pozo' de la ciudad.

La encargada de presentar la moción fue Montse Castañé, portavoz de 'Càrnies en Lluita' y presidenta de la COS del escorchador 'Esofa'. La dirigente sindical hizo referencia a las 28 personas despedidas de 'Le Porc Gourmet', remarcando que se trata de una "emergencia social" que perjudica tanto a la comarca de Osona como a toda Cataluña.

Los regidores de todas las formaciones votaron unánimemente a favor del texto. Sin presentar ni siquiera alegación ni hacer aportación alguno, a pesar de que, a efectos legales, no tengan atribuciones reales para hacer frente a la situación. No hay que ser honrado: es mucho más importante parecerlo. Nunca fue más adecuado el símil de 'como ovejas al matadero'.

¿Todos? No. Excepto Josep Anglada, presidente de Plataforma Vigatana y concejal de la ciudad, que pidió su turno de palabra para remarcar que "la problemática, que no es nueva de ahora, la deben resolver los sindicatos con la patronal". "Este ayuntamiento – explicó en voz alta - poca cosa puede hacer para ayudar a estas familias" y sentenciar que "con todos los respetos, si tienen problemas, que vuelvan a sus países de origen". Y razón no le falta.

Como era de esperar, los guardianes del código de lo 'políticamente correcto' se lanzaron en tromba contra el dirigente identitario, que se defendió públicamente ante los ataques antidemocráticos de los adalides de la libertad y la tolerancia.

"Estamos en un país democrático, donde hay libertad de expresión, y por tanto puedo opinar de lo que yo crea conveniente". Por si quedaban dudas.

En un mundo de mentiras, decir la verdad siempre fue un acto revolucionario.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.