El Gobierno ya tiene listo el decreto para el nuevo confinamiento domiciliario

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

En Moncloa está todo listo para modificar las restricciones que permitan el confinamiento domiciliario general que piden algunas comunidades autónomas. En la reunión que mantendrán la tarde de este martes Pedro Sánchez, Salvador Illa y Carolina Darias, previa al Consejo Interterritorial del miércoles, 11 de noviembre, se volverá a situar sobre la mesa esta posibilidad reclamada por varios gobiernos regionales. El Ejecutivo, sin embargo, no lo ve con buenos ojos. Se remiten a la buena evolución de la curva, lo que, a su juicio, demuestra que las medidas adoptadas hasta ahora funcionan.

Llegado el momento, si esta es la única decisión posible, su aprobación en un Consejo de Ministros extraordinario será rápida, para que el Congreso de los Diputados lo pueda convalidar cuanto antes. Pese a tener preparado el decreto para poder confinar de nuevo a la ciudadanía, el Gobierno, de momento, descarta su aprobación. Lo dejan en la nevera. La división de opiniones entre los ministros de Sánchez, entre los que lo consideran necesario y los que no quieren volver a paralizar España, frena este decreto que ya han aprobado varios gobiernos europeos de nuestro entorno.

El presidente y el ministro de Sanidad son los dos principales detractores de un nuevo confinamiento domiciliario. Junto a ellos el área más económica del Ejecutivo, con Nadia Calviño a la cabeza, que no quiere ni oír a hablar de la posibilidad de volver a un escenario como el de marzo. Aunque no sería igual que el confinamiento del primer semestre del año, según los planes del Ejecutivo, si se llega a tomar la decisión.

En Moncloa trabajan con tres escenarios posibles, en caso de tener que volver a decretar un confinamiento de la ciudadanía, con el fin de afectar lo mínimo a las fiestas navideñas. Esos tres escenarios pasan por actuar de forma quirúrgica -allí donde la situación esté más descontrolada-; por un cierre parcial -permitiendo actividades habituales del día a día-; o un cierre total, más corto, que facilite cortar de raíz la transmisión del virus.

¡Se viene! El Gobierno ya pone fecha al confinamiento domiciliario

Los tres posibles confinamientos

El primero es el de un confinamiento domiciliario previsiblemente de entre dos y tres semanas, similar al de la fase cero pero permitiendo las actividades laborales y educativas en zonas determinadas del país. Este cierre afectaría únicamente a aquellas regiones más afectadas por la pandemia e incluso podría aplicarse de forma más quirúrgica en municipios o incluso en barrios con un índice de transmisibilidad muy elevado. Los presidentes autonómicos serían los responsables de su aplicación.

El segundo de los escenarios que se estudian en el Gobierno es el más similar al de la fase 1, permitiendo a los españoles salir a la calle a hacer actividades deportivas con unas franjas horarias para evitar las aglomeraciones, con las escuelas y los centros de trabajo abiertos, aunque priorizando siempre el teletrabajo. En este caso, por eso, tampoco sería posible moverse entre municipios vecinos y se mantendría el toque de queda, siempre a discreción de cada autonomía. En este caso comunidades y Ministerio de Sanidad serían los máximos responsables.

El tercero es el de un confinamiento domiciliario general inicial de dos semanas, con un cierre prácticamente total de todo el país, con el fin de parar la movilidad lo máximo posible y con ello la transmisión del virus. Sería lo más parecido a lo que vivimos en el mes de marzo. No obstante, según fuentes gubernamentales y de algunas comunidades autónomas, este, es el escenario menos probable. De tener que recurrir a este escenario sería el Gobierno, de nuevo, el que recuperaría el mando único de forma temporal.

En lo que sí coinciden Moncloa y autonomías es en mantener el cerrojazo en la hostelería, los comercios, las actividades culturales y deportivas no profesionales durante un mínimo de dos semanas más. Algunas fuentes consultadas por este periódico señalan que estas restricciones podrían incluso alargarse hasta justo antes de las fiestas de Navidad. El sector, que no aguanta más estas restricciones, lleva varios días reclamando que se les deje volver a trabajar y piden ayudas para paliar las pérdidas que están sufriendo.

EXCLUSIVA. El Gobierno se prepara para volver a confinarnos a todos antes de Navidad


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.