Pablo Iglesias dice que Puigdemont es 'un exiliado político', Juan Carlos I 'un fugado' y defiende nacionalizar empresas

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Pablo Iglesias atiende una entrevista en la puerta de la sede de su ministerio, en una de las principales arterias de Madrid. "¡Baje la luz, baje la luz!", le espeta un ciudadano que pasa por la calle. "Tiene razón ese señor", dice el vicepresidente. Sin embargo, el Gobierno, en el que se incluye Unidas Podemos, no ha tomado decisión alguna sobre la sustancial subida de la luz en los últimos días.

Iglesias cumple un año en el Gobierno y siete como líder de Podemos, efeméride que celebra pidiendo el indulto a los líderes del 1-O por "interés del Estado", comparando a Carles Puigdemont con los exiliados republicanos por la dictadura, y cargando contra los ricos, poderosos y empresarios: "Son peores de lo que imaginaba".

El líder comunista aprovecha el altavoz mediático de una entrevista en el prime time del domingo, en Salvados, para marcar distancias con el PSOE, tratando de presentar a Podemos como outsider de su Gobierno. Descarga en el sector socialista aquellas medidas más polémicas que se incumplen de su programa -frenar la subida de la luz; no subida del salario mínimo...- y justifica el rol de su partido en "la correlación de fuerzas", en tener sólo 35 diputados.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, vuelve a defender "la necesidad" de nacionalizar empresas energéticas "para acabar con el oligopolio eléctrico y situaciones como la de la Cañada Real". Según él se trata de algo "completamente legal, sólo falta voluntad política". "Otra cosa es que luego digan los grandes medios que es una barbaridad" puntualiza.

Marcar perfil propio y recuperar el espíritu más antisistema. Iglesias, que lleva un año gobernando con el PSOE, ha repetido en más de una ocasión que en política "hay que desconfiar siempre", "nunca hay que fiarse de nadie", llegando incluso a bromear que no descarta que algún ministro fuera como los extraterrestres de la mítica serie V -humanos que en realidad son reptiles-.

El vicepresidente se ha mostrado especialmente duro contra los ricos y los empresarios, como lo define él, "los poderes económicos y mediáticos". Confiesa que se ha reunido "con menos ricos y poderosos de los que cabía esperar dadas mis responsabilidades. Son peores de lo que yo imaginaba. Ningún rico y poderoso está dispuesto a aceptar una decisión que afecte a su riqueza y poder. Es la puñetera verdad", ha sido su andanada.

Iglesias dice que recibe presiones "cada día". Señala a los "brazos mediáticos de los grandes poderes de este país" y ha llegado a acusar a los ministros del sector del PSOE del Gobierno de hablar por boca de empresarios y patronales. "Puede ocurrir que dentro del Gobierno discutas con otro ministro que no discute en base a las presiones, sino que hace suyos los argumentos de las patronales".

Puigdemont, un exiliado como los republicanos

El vicepresidente se ha mostrado firmemente partidario del indulto general a los líderes políticos independentistas, por una cuestión de interés general. "Un Gobierno tiene que velar por el interés del Estado, y se requiere que los lideres independentistas presos puedan estar libres y representando a la ciudadanía que les ha votado".

Iglesias, que ha dicho no compartir los postulados de Puigdemont, sí ha empatizado con éste, huido de la Justicia española, al compararlo con los exiliados republicanos durante la dictadura. "Lo comparo, creo que sí. Y eso no quiere decir que comparta lo que hiciera o las formas, pero lo que hizo fue motivado por sus convicciones. Me parece un error lo que hizo, pero lo de Puigdemont no es moralmente reprobable como lo que hizo Juan Carlos I", ha sido su reflexión. Al emérito sí lo considera un fugado.

"Si está en Bruselas (en referencia a Puigdemont) no es por haber robado dinero a nadie, por haber intentado enriquecerse ni por haber metido la mano en el bolsillo de nadie, sino por llevar sus ideas políticas hasta un extremo que, para mí, es erróneo y no es indiferente al derecho (...) Se ha jodido la vida para siempre por unas ideas políticas que yo no comparto", ha destacado Iglesias.

Pablo Iglesias veta a MEDITERRÁNEO DIGITAL


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.