'El fascismo y la extrema izquierda son dos caras de la misma moneda'

♥ SÍGUENOS EN TELEGRAM

Ricardo Sáenz de Ynestrillas y Nacho Toledano están en boca de todos en los últimos meses. Están encabezando un movimiento terriblemente hostil contra lo que ellos llaman las "tres Falanges usurpadoras" intentando impedir sus actos públicos. MEDITERRÁNEO DIGITAL se ha puesto en contacto con ellos y han accedido sin ningún problema a tomar un café con nosotros para intentar aclarar las razones de esta inesperada campaña de guerra abierta en el falangismo.

MEDITERRÁNEO DIGITAL. Está siendo muy comentada vuestra actual estrategia de tratar de impedir los actos de las tres Falanges (FEJONS, La Falange y Falange Auténtica). ¿Por qué precisamente ahora?

Nacho Toledano. Este verano hemos hablado mucho entre nosotros: el pequeño y muy unido grupo de los militantes del Movimiento Falangista de España. Hemos dado un repaso concienzudo a las actuales condiciones del nacionalsindicalismo: mejor dicho, a lo que queda de él. Y no nos ha costado nada llegar a un conjunto de conclusiones sencillas y bastante fundamentadas sobre el estado actual de nuestra doctrina y de nuestras organizaciones.

Ricardo Sáenz de Ynestrillas. En primer lugar, y al preguntarnos la razón por la cual habíamos dejado ocupar este espacio político por parte de estos grupos ultras, llegamos a la conclusión de que esto había pasado por culpa de nuestra inactividad. Hemos permitido todos estos años que estas personas vociferen, insultan y ofrezcan a la sociedad española un mensaje adulterado y reaccionario de lo que somos. Hemos manifestado muy claramente, a través de nuestros artículos y comunicados, que estamos absolutamente en contra de esta violación de la Falange por parte de estos grupetes de barra de bar. Hemos dicho por activa y por pasiva que esto no es la Falange. Pero no basta, porque el público mayoritario siempre se fija más en el que más grita, y esta gente no deja de gritar.

Nacho Toledano. Si queremos que este estado de cosas termine, y si tenemos en cuenta nuestra escasísima fuerza práctica, lo único que podemos hacer es denunciar ante empresas, partidos, asociaciones, instituciones y autoridades lo que está sucediendo. Quiénes son las personas que solicitan estos actos y cuál es la ideología real que les mueve. Eso lo hemos llamado achicar los espacios de la extrema derecha. Romper la tradicional impunidad de la que disfruta esta gente.

nacho toledano

MD. ¿A qué “estado de cosas” se refieren?

NT. La Falange es una de las pocas ideologías de toda Europa que aparece frente a la opinión pública con una forma absolutamente falsa: un revoltijo adulterado de ideas extremodrechistas, xenófobas y populistas. El primer paso para una recuperación del verdadero sentido del nacionalsindicalismo es forzar la desaparición de estas organizaciones usurpadoras.

RSY. El primer paso de la Revolución es la clarificación definitiva de nuestro ambiente político: dejar de mezclar nuestros símbolos y nuestros colores con unas ideas que no les corresponden.

MD. ¿Funciona esta táctica?

NT. Estamos presionando de la única manera que podemos hacerlo. Sólo a medio plazo podremos ver si esto funciona o no. Por lo pronto, hemos conseguido que les cueste más reunirse que antes. Desde luego, vamos a seguir por esta vía.

RSY. Es absolutamente asqueroso como, en público, los responsables de estos engendros partidarios echen la culpa a la extrema izquierda de estos acontecimientos. La extrema izquierda no hace nada al respecto: si lo hiciera, estos grupitos no tardarían nada en disolverse. Primero, porque una presión constante, de verdad, de la llamada izquierda antifascista les disolvería como un azucarillo en el agua. Y segundo, porque la misma existencia de esta presión serviría como excusa a las autoridades competentes para prohibir estos actos públicos, por causa precisamente de los desórdenes públicos que podrían producirse. No puedo creer que las llamadas coordinadoras antifascistas no sean conscientes de su fuerza real. Hemos llegado a creer que les interesa no enfrentarse a los usurpadores. Y es que ya no hay derechas ni izquierdas: hay fuerzas prosistema y antisistema.

NT. La llamada extrema izquierda no hace absolutamente nada en contra de estos grupos. Son las dos caras de la misma moneda y nos demuestran que unos y otros no son más que parte del Sistema al que dicen combatir. En cuanto quisieran, como dice Ricardo, lo que se autodenomina extrema izquierda acabaría con estos chiringuitos. Pero no lo hacen: también miran para otro lado.

MD. ¿Se están haciendo el tonto? ¿Quién está mirando para otro lado?

NT. Muchos falangistas que podrían, por su experiencia, edad y formación, haber encabezado intentos de recuperación de nuestra doctrina, han decidido mirar para otro lado. Fingir que no pasa nada. O alegar ese presunto derecho a que cada uno siga las líneas de trabajo que quiera. Eso no es más que miedo y muy pocas ganas de meterse en problemas. En otras palabras, anteponer tu propia comodidad a la Falange. Son las personas que se han especializado en mirar para otro lado en nuestro entorno: dar por bueno lo malo y legitimar con su silencio a los usurpadores. Esas personas que miran para otro lado son tan culpables como los que están haciendo una política directamente reaccionaria.

RSY. El miedo guarda la viña de la extrema derecha populista.

ricardo ynestrillas

MD ¿Sois conscientes que con esta actitud os estáis granjeando grandes enemistades?

NT: Ese punto de vista es erróneo... las teníamos ya granjeadas muchísimo antes de 2.021. Hace mucho que ese extraño batiburrillo tiene claro que nosotros no cabemos en él.

RSY: La verdad es que nos da igual. Preferimos significar algo positivo para pocas personas, pero indudablemente buenas. La gente a la que caemos mal no pueden ser calificados como buenas personas.

MD ¿No tiene todo el mundo derecho a proclamar la política que quiera?

RSY. No cuando se están utilizando símbolos y banderas ajenas y que corresponden a otros. El  nacionalsindicalismo está adulterado y prostituído por estos pequeños grupos, y es obligación de todo falangista terminar con esta vomitiva confusión ideológica. En el futuro, podríamos contar con un falangismo auténtico y renovado: no importa ser menos pero sí terminar con esta confusión dolorosa.

NT. Nuestro sueño es poder aparecer ante la opinión pública tal y como somos, sin falsas adulteraciones y sin defender principios propios de la extrema derecha. Sin tener que disputar un espacio con una propuesta adulterada y falsa. No nos cansamos de decir desde hace años que el falangismo pasa inevitablemente por la República, el Federalismo, el Sindicalismo Revolucionario, la Autogestión y la Democracia.

MD. ¿Vale la pena luchar por una Falange sin adulterar a estas alturas de la Historia?

NT. Sí. Cuando uno ha leído a Lenin -por ejemplo- te das cuenta que una grandísima parte de su extensa, monumental, obra política está dirigida a dos cosas: a la construcción de un partido fuerte y bien organizado y al deslinde entre la ideología y la práctica bolchevique y la de las fuerzas reformistas y pseudorevolucionarias que enarbolaban fraudulentamente la bandera del pueblo. Finalmente, esta pugna política se tradujo en estar en condiciones no sólo de iniciar la Revolución de Octubre de 1.917, sino también de consolidarla. En resumen: reafirmar constantemente lo que somos y cerrar el paso a lo que no es una labor útil desde un punto de vista revolucionario.

RSY. Siempre vale la pena luchar por lo que uno es de verdad. Contribuyendo a la clarificación pública de nuestra doctrina. Paso a paso, estamos construyendo una opción genuinamente revolucionaria y transformadora. Ellos siempre juegan al hecho de que las personas se acaben aburriendo o se cansen de la confrontación con sus posturas públicas: pero nosotros no nos aburrimos ni nos cansamos.

Sáenz de Ynestrillas: 'Apostato del estercolero nauseabundo que representan los grupúsculos de la extrema derecha'

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.