Entrevista a Cristina Gómez, concejal de VOX Galapagar: 'Que Irene Montero se vaya a vivir a Venezuela'

 cristina gomez mediterraneo digital

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Cristina Gómez Carvajal, la concejal de VOX en Galapagar, se ha convertido en tendencia tras ser denunciada por Irene Montero. La dirigente de la formación de Santiago Abascal, concede una extensa entrevista en exclusiva a MEDITERRÁNEO DIGITAL, en la que desmiente los bulos publicados y replica sin complejos a la ministra de Igualdad propinándole un golpe contundente. Denuncia la violación del derecho a la presunción de inocencia que ha sufrido por parte de los medios de comunicación y desmiente que haya recibido un expediente de expulsión de su partido.

Tras la denuncia de Irene Montero contra usted por coacciones y acoso, ¿teme que finalmente sea condenada o cree que quedará absuelta? 

Ella piensa que como su concubino la ha hecho ministra del peor Gobierno de la democracia, todos los poderes del Estado están a su servicio, al estilo castrochavista de Nicolás Maduro o Delcy Rodríguez: la Fiscalía, la Abogacía del Estado, la Guardia Civil, RTVE, los jueces, la Mesa del Congreso... Todo debe someterse y plegarse a sus caprichos y decisiones desde el poder Ejecutivo. Ese es su modelo. El de Venezuela. Y por eso la invito –en tono irónico, pero también en serio– a irse a vivir allí, un país donde podrá pisotear los derechos y libertades de los ciudadanos sin que le rechisten, como hace su mentor Maduro. Viniendo del Ministerio de Igualdad, nada me sorprende en cuanto a denuncias falsas.

Irene Montero denuncia a una concejal de VOX por acosarla en su casa de Galapagar

Esta señora está pretendiendo utilizar una denuncia contra mí por ser un cargo electo de VOX porque esperan sacar rendimiento político. Si no fuera así, también habría denunciado a decenas de vecinos que paseamos por su urbanización con banderas, pero no lo hace porque eso no le renta. Me utiliza para atacar a VOX, porque odian profundamente la libertad que VOX defiende como lo más sagrado. Y como hiciera su concubino en 2019, que se presentó como víctima de las "cloacas policiales" por el robo de un móvil –y ahora parece presuntamente que es un delincuente por revelación de secretos, destrucción de memorias digitales y chanchulletes con la Fiscalía– la ministra hoy también se hace la víctima, porque la que realmente está perturbando el día a día de los vecinos es ella: cortando calles, impidiendo circular libremente, amedrentando con multar a viandantes por pasear con banderas, grabando a sus vecinos,... y lloriqueando por unas molestias puntuales que pueda padecer. La misma que siempre ha defendido los escraches violentos o incluso los insultos y vejaciones a policías como los de la condenada Isabel Serra.

Isa Serra, podemita y ferminista, condenada a 19 meses de cárcel por agredir a una mujer policía

Irene Montero cree que los escraches que sufren ahora, y que ellos pusieron de moda, ya no son jarabe democrático. ¿Cómo le respondería a esto?

Le oí decir en la entrevista de 'Los Desayunos' que yo no reivindico nada, que solo acudo a intimidarla y acosarla. Aquí, en la España democrática, prevalecerán el derecho a pasear, a circular por todo el territorio, a manifestarse pacíficamente, a reclamarle la dimisión, a exigirle responsabilidades por no protegernos y dejar que el virus de Wuhan campara a sus anchas durante semanas hasta celebrar su 8M. Es corresponsable de la ruina sanitaria, económica y social de España que tiene un putrefacto doble record: el mayor número de muertos por millón de habitantes junto con la mayor destrucción económica del planeta, según ya ha publicado el FMI. Y que hay 17.000 muertos escondidos en un cajón, cuyas familias reclaman que se sepa toda la verdad. Y recordarles esto, no es amenazarles: se llama oposición democrática, "jarabe", "pomadita". Y lo hago en mi nombre y en el de miles de españoles que me apoyan y me piden que no me rinda.

▶️ VÍDEO. Irene Montero, pillada con cámara oculta: el Gobierno sabía el 8M que el coronavirus estaba descontrolado en España

Su partido no ha visto con buenos ojos que se concentrase frente al chalé de Galapagar de Pablo Iglesias e Irene Montero. ¿Cree que VOX debería defenderla ante la denuncia de Montero?

Ayer escuché que el mismo portavoz de VOX que a mediados de mayo nos alentaba y aconsejaba a todos los españoles que mostrásemos –con nuestras cacerolas, desde nuestras casas o en las calles de toda España, guardando las distancias de seguridad, con mascarillas y pacíficamente– nuestro rechazo y descontento con el Gobierno, concedió credibilidad a las palabras de la ministra, y me acusó de acosarla en su domicilio. Que lo rechazaba porque él rechaza toda la violencia. Entiendo que es su opinión personal y, como dijo, que lo iba a añadir al expediente disciplinario que me abrieron el 11 de junio, pues ya se verá en la resolución si esa es la opinión del partido, expresada por el Comité de Garantías. Tal vez el hecho de que Pablo Iglesias amenazara, el 19 de mayo en 'Al Rojo Vivo' con enviarle matones a su domicilio, al de Abascal y al de Díaz Ayuso, le ha debido hacer cambiar de opinión. Que yo salga a pasear por mi pueblo con mi bandera, acompañando a mis vecinos y votantes, se compare con las amenazas, insultos, escupitajos, y gritos de las turbas de ultraizquierda –como las que sufrieron Cristina Cifuentes, Rosa Díez o Soraya Sáenz, y los propios representantes de VOX, incluso nuestros simples afiliados y simpatizantes–, pues ni lo comparto, ni lo compro: no acepto la versión de "víctima de la ultraderecha" que pretende vendernos la ministra. 

El curriculum de Irene Montero: ¿de qué ha trabajado la señora de Pablo Iglesias?

La cuenta oficial de VOX fue suspendida por publicar en Twitter que no soportaba que en Navarra se utilizase el dinero público para promover la pederastia. En la misma línea, usted compartió un tuit en el que acusaba a Marlaska de pedófilo. ¿Considera injusto que se abriera un expediente contra usted al publicar este tuit?

Yo no he acusado a nadie de pedofilia. Lo dejé bien claro en mi Twitter, en un comunicado donde pedí disculpas por usar palabrotas y expresiones soeces y pedí disculpas al ministro por incluir su orientación sexual en esos comentarios. Lo que no puede ser es que casi todos los medios se hagan eco de unas respuestas mías, a algunos de los cientos de acosadores de Twitter que llevo soportando desde el 20 de mayo, por el señalamiento público que me hizo la empleada del Vicepresidente Iglesias en un periódico de Podemos; acusándome de decir lo que yo no dije, tratando de destruir mi imagen y mi reputación, porque contra los de VOX, todo vale.

Esto escribí en mi comunicado del 14 de junio: "Pido disculpas al ministro por referirme en mis respuestas en Twitter a su condición sexual con el mismo tono desagradable que su compañera de bancada, la ahora Fiscal General. Compruebo estupefacta que las acusaciones de homofobia son patrimonio exclusivo contra VOX, nunca jamás por insultos de la extrema izquierda... Me disculpo, pero no acepto –y lo pondré en manos de mi abogado– que nadie me tache y acuse por esos comentarios de cosas que no he dicho ni querido decir jamás: NO he acusado de pederastia al ministro al responder a un usuario, de Twitter (esto es, +18), que presume de "antifascista de Vallekas" y que es un "niñato jovencito"".

Según algunos medios de comunicación, usted eliminó el tuit

Yo no he elimidado nada. Aquí tienes una prueba evidente de la cantidad de bulos y manipulaciones que se han dicho en los medios sobre lo que escribí. No lo he eliminado porque no he acusado de pederastia ni de pedofilia a nadie. Y si eso fuera homofobia, habría tardado dos segundos Twitter en cerrarme la cuenta u obligarme a borrar el tuit. Parece que contra VOX, todo vale y lo que está claro es que nadie se molestó en llamarme ni preguntarme antes de publicar las barbaridades que dijeron que dije. Eso dice mucho también de la putrefacción del cuarto poder.

¡CENSURA! Twitter cierra la cuenta oficial de MEDITERRÁNEO DIGITAL por el acoso del 'lobby LGTBI'

¿Se verá obligada a abandonar su puesto como concejala como consecuencia del expediente?

El pasado viernes 12 recibí una comunicación oficial del Comité de Garantías de VOX con la apertura de un expediente por incumplir presuntamente el artículo 32 de los Estatutos, tras una denuncia del Área de Coordinación Intermunicipal. La denuncia es del jueves 11, con lo que sospecho que los titulares de prensa y televisiones del pasado 10 de junio a media mañana, tras una información difundida por EFE y Europa Press fueron, como mínimo, inexactos y precipitados; tal vez con ánimo de influir en una futura resolución del Comité de Garantías.

Me concedieron diez días para aportar pruebas y alegaciones y respondí con puntualidad el pasado día 21. No es un expediente de expulsión. Al menos eso entiendo yo al leer los Estatutos. La prensa, los podemitas, las turbas de ultraizquierda ya me han prejuzgado y condenado, incluso expulsado de VOX. Yo aquí, sigo. Desde entonces he acudido a dos Plenos del Ayuntamiento y sigo formando parte del Grupo Municipal de VOX. Ni siquiera tengo una suspensión cautelar de militancia, ni nadie me ha pedido que renuncie al acta de concejal. Aunque yo sea de VOX, también tengo derecho a la presunción de inocencia; cosa que no se ha respetado desde que se me expuso a un linchamiento mediático en prensa, radio y televisión, a nivel nacional, los días 10 y 11 de junio.

¿Continuará trabajando en la política?

Por ahora estoy esperando a ver si la empresa en la que trabajo me saca del ERTE al que me ha condenado la ministra de Igual-da y el resto del Consejo de Ministros. Seguiré en política al menos estos tres años: en VOX o, si me echan porque ya no les represento y/o les avergüenzo, desde el grupo de no adscritos: porque hay demasiados vecinos que me han votado, me apoyan y quieren que siga representándoles, haciendo oposición al cuatripartito de extrema izquierda que gobierna Galapagar. Y, como no vivo de la indemnización por asistir a los plenos del Ayuntamiento, si mi empresa no consigue remontar y sacarnos del ERTE, pues tendré que reinventarme, como emprendedora. Ya tengo varias líneas de negocio en mente.

Dejan una mierda en el buzón del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.