Uno de los terroristas cobraba 2.000 euros y vivía en una vivienda de protección oficial

mohamed-hichamy

Encargado del alquiler de los vehículos, viajó el pasado año a Zúrich (Suiza), donde podría haber entrado en contacto con la doctrina yihadista y haber iniciado así su proceso de radicalización.

Trabajaba como encargado de Conforsa, donde ganaba más de 2.000 euros al mes, según testimonios de vecinos de Ripoll, localidad donde residía. Concretamente, vivía en el carrer Antonio Gaudí Cornet, 27, una Vivienda Protegida (VPO) en la que también habitaban otros miembros de la célula responsable del complot terrorista, con los que mantenía una relación estrecha.

En la manifestación convocada el pasado sábado por familiares de los responsables del ataque, en la que expresaron su rechazo por el terrorismo, una de sus tres hermanas mostró su incredulidad por lo sucedido. Suplicó que fuera un error y pidió por que «no fueran ellos».

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.