¡Bomba! Los delitos fiscales presuntamente cometidos por el Rey Juan Carlos I prescribirán en septiembre

 rey juan carlos rey arabia

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

El anuncio del Rey Juan Carlos I a su hijo Felipe VI sobre su exilio no cambiará la exigencia que tiene de pagar en torno a 70 millones de euros a la Hacienda española para regularizar su situación fiscal por los 100 millones de euros que llegó a tener en un banco suizo, fruto de un regalo del Rey de Arabia, según sus propias revelaciones. Así lo afirman diversos expertos en tributación y asesoría fiscal consultados, según publica ElEcononista.

Este dinero debería haber tributado por el Impuesto sobre Donaciones en 2012, fecha en la que recibió la transferencia. Aunque el Rey emérito era, y aún lo es, residente en Madrid, donde hay una exención casi absoluta por este tributo, al tratarse de capitales situados en el extranjero debería haber tributado por la tarifa estatal con un tipo de hasta el 65%. Esta declaración parece ser que no se llevó a cabo.

La asociación de técnicos de Hacienda (Gestha) ha estimado que el Rey Juan Carlos I debería haber pagado 52 millones de euros a la Hacienda pública por la supuesta donación que le realizó el Rey saudí de 64 millones de euros -unos 100 millones de dólares- en 2008 y advierten de que no presentó el Impuesto de Donaciones y se ocultó al fisco español.

Jaque al Rey: Juan Carlos I se va de España

LAS DEUDAS TRIBUTARIAS LE PRESCRIBEN ESTE AÑO

El Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, reglamento general de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria, en su artículo 42 bis establece la obligación de informar acerca de cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero. El incumplimiento de esta obligación se considera falta 'grave'.

En la actualidad sólo puede reclamarse al actual Rey emérito deudas tributarias a partir del ejercicio 2015, y tan solo hasta el próximo 18 de septiembre, fecha en la que este ejercicio prescribe, puesto que la prescripción administrativa es de cuatro años y que la declaración del Estado de alarma obligó a suspender durante tres meses los plazos.

Este sería el periodo impositivo más antiguo susceptible de regularización, que están estudiando los asesores fiscales que analizan la regularización fiscal del Rey emérito. Sin embargo, el dinero donado por el Rey de Arabia Saudí no dejará de tributar, ya que pasará a estar pendiente de tributación en el ejercicio de 2016.

¡Ay, Bribón! El Rey Juan Carlos se exilia en República Dominicana, mi amol

Así, Hacienda podrá reclamar el 50% de los 100 millones, más un 20% en concepto de recargo y unos intereses anuales del 3,75%. Además, debería tributar también por los intereses obtenidos por las cuentas de los ejercicios aún vigentes (2016 a 2020), en este caso en la base imponible del ahorro, con unos tipos comprendidos entre el 20% y el 30%.

La normativa introducida como consecuencia de la amnistía fiscal gestionada por el ministro de Hacienda de Rajoy, Cristóbal Montoro, para otorgar garantías a los beneficiarios, evitará que el Monarca se vea acusado por la Fiscalía por delito fiscal. Además, hay que tener en cuenta que en la época en que recibió el capital era inviolable, puesto que aún no había abdicado en su hijo, Felipe VI, lo que no ocurre desde la fecha de su abdicación. Y además, el presunto delito hubiese ya prescrito.

Los papeles del 23F salen a la luz: 'El Rey Juan Carlos organizó el Golpe de Estado'


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.