Rato ingresa en prisión y pide perdón a la sociedad por ser un chorizo

rodrigo rato

El ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ha ingresado en la prisión madrileña de Soto del Real para cumplir con su condena a cuatro años y medio de cárcel por las tarjetas 'black' de Caja Madrid.

En pantalones vaqueros, con un chaleco y dos petates, el todopoderoso Rato ha entrado a pie en la prisión y ha hecho unas declaraciones a los medios: "Acepto mis obligaciones con la sociedad, asumo los errores que haya podido cometer y pido perdón a la sociedad y personas que se hayan podido sentir afectadas y decepcionadas".

Además, ha manifestado que agradece a amigos y familiares el apoyo que le han brindado estos días.

Después de que la Audiencia Nacional denegase su libertad a la espera de que se resuelva el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, Rato ha apurado hasta el último día para personarse voluntariamente en el centro penitenciario de la sierra norte de Madrid.

El ex ministro ha elegido esta prisión para cumplir la pena por apropiación indebida en el uso de las tarjetas 'black' y para favorecer sus futuros desplazamientos a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid), donde el 26 de noviembre comienza el juicio por la salida a Bolsa de Bankia.

Construido en 1995, el centro penitenciario de Soto del Real es el mayor de la Comunidad de Madrid, ya que cuenta con 1.008 celdas y 174 complementarias; en él están ingresados algunos conocidos de Rato como el ex tesorero del PP Luis Bárcenas o el ex secretario de Estado de Hacienda Estanislao Rodríguez-Ponga, condenado a tres años y dos meses también por las 'tarjetas black'.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.