PP y PSOE pactaron en secreto el Tribunal de Cuentas a cambio de información contra Ayuso

El PP entregó el Tribunal de Cuentas al PSOE a cambio de información sobre el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Este martes, la Fiscalía Anticorrupción anunciaba el inicio de una investigación sobre el contrato de Tomás Díaz Ayuso, aunque por el momento no apreciaba "indicios delictivos" contra la presidenta madrileña. Una información que publica en exclusiva Libertad Digital.

Pablo Casado afirmaba el pasado viernes que había llegado una información a Génova que apuntaba al supuesto cobro de una comisión de 286.000 euros por parte de Tomás Díaz Ayuso, por un contrato sanitario con la Comunidad de Madrid en plena pandemia. Isabel Díaz Ayuso lo desmentía y afirmaba que su hermano cobró 55.000 euros por las "gestiones realizadas" y que todo era legal. Ayuso también reveló que Casado le citó en la sede de la calle Génova en septiembre y que le preguntó sobre el citado contrato. Según la presidenta madrileña, el propio Casado le confesó que la información le había llegado desde Moncloa, afirmación que posteriormente desmintió el líder popular y la propia Moncloa.

Fuentes de la dirección del PP consultadas por Libertad Digital aseguran que "Teodoro García Egea, pactó con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, entregarles el tribunal como moneda de cambio. El PSOE necesitaba desmantelar el Tribunal de Cuentas para que ERC votase a favor de los Presupuestos Generales del Estado".

"Los independentistas catalanes exigieron una ‘limpia’ del tribunal. Todos los consejeros propuestos anteriormente por el PP, que tenían contra las cuerdas a los golpistas del 1-O con Margarita Mariscal de Gante a la cabeza, no podían renovar para que se diluyese la causa. De esta forma, Pedro Sánchez se garantizaría el apoyo de ERC a las cuentas y la legislatura hasta la presidencia española de la UE", añaden.

"El plan se aceleró cuando Casado tuvo conocimiento directo de que el anterior Tribunal de Cuentas iba a rechazar los avales presentados por los independentistas catalanes para cubrir la responsabilidad económica por el golpe del 1-O. El líder del PP decidió entonces por sorpresa el 13 de octubre proponer públicamente al PSOE en el Congreso de los Diputados la renovación del Tribunal de Cuentas y de otros órganos constitucionales como el Tribunal Constitucional", señalan.

Según dichas fuentes consultadas, "el plan de Pablo Casado y Teodoro García Egea era provocar la caída e imputación de Ayuso con la información que les suministrara el PSOE sobre su hermano. Así, Casado ya no tendría rival en el partido y Ayuso sería sustituida en la Comunidad de Madrid por el consejero Enrique López. La información suministrada por Moncloa no fue suficiente y por eso se intentó contratar a agencias de detectives con el objetivo de conseguir los documentos del modelo 347 y el extracto bancario del hermano de Ayuso, en el que supuestamente figuraría el cobro de la comisión de 286.000 euros denunciado públicamente por Casado".

Este plan secreto de Casado y García Egea con Bolaños contra Ayuso ha provocado "una gran indignación" entre algunos miembros de la dirección del Partido Popular, que comentaron el asunto este lunes coincidiendo con la reunión del Comité de Dirección del PP que acordó convocar para el próximo martes la Junta Directiva Nacional del partido. Este miércoles se reunirán los barones regionales.

Tal y como desveló este diario el pasado mes de noviembre, el Partido Popular "desactivó" el Tribunal de Cuentas tras conocer que iba a tumbar los avales presentados por la Generalidad de Cataluña para los golpistas acusados de malversación, en el marco del procedimiento abierto por el golpe del 1-O y su llamada "acción exterior". Según las fuentes consultadas entonces, Pablo Casado "tuvo conocimiento" de que la instructora de esta causa en el citado tribunal, Esperanza García, iba a rechazar los avales de la Generalidad para cubrir a los golpistas y por ello, el líder popular "aceleró la negociación".

En el marco del pacto secreto suscrito entre el PP y el PSOE, Libertad Digital adelantaba la semana pasada que los populares frenaron una denuncia que iban a presentar contra el jefe de Gabinete de Pedro Sánchez, el socialista Óscar López, ante el Tribunal de Cuentas por el pago irregular de dietas cuando presidía Paradores. La diputada Isabel Borrego, esposa del exdirigente popular Vicente Martínez-Pujalte y persona de la máxima confianza del actual secretario general del PP Teodoro García Egea, paró la posible denuncia contra López en septiembre, sólo un mes antes de que populares y socialistas cerrasen el acuerdo de para renovar el Tribunal de Cuentas.

El PP expedienta a Díaz Ayuso y estudia su expulsión del partido

Autor: Libertad Digital