La OCDE confirma que las familias españolas son las que pierden mayor poder adquisitivo de toda Europa

Los ingresos reales de los hogares per cápita de los países de la OCDE resultaron afectados por la inflación durante el primer trimestre de 2022, con España como uno de los países del club más golpeados, con una contracción del 4,1%. Una reducción de la renta que se explica por el alza de precios que se vive en Europa, aunque en nuestro país la caída de ingresos ha sido el doble que en otros como Francia o Alemania.

images/banners/la-flamenca-de-borgona-toalla.jpg

El ‘think tank’ de las economías avanzadas señala que la disminución del ingreso real per cápita de los hogares en el primer trimestre de 2022 se debió en parte a los aumentos en los precios al consumidor, que socavaron los ingresos de los hogares en términos reales. De este modo, entre los miembros de la OCDE, las mayores caídas de la renta per cápita disponible respecto del trimestre anterior se observaron en Chile (-10,4%), así como en Austria (-5,5%) y España (-4,1%). Por el contrario, la mejor evolución se registró en Polonia (+7,5%), Bélgica (+3,9%) y Hungría (3,7%).

Entre los países del G7, durante el primer trimestre de 2022 los ingresos disponibles por cabeza cayeron un 1,9% en Francia y un 1,8% en Estados Unidos, además de un 1,7% en Alemania. Por su parte, aumentaron un 0,3% en Italia. Asimismo, la OCDE indicó que en contraste con la pérdida de ingresos disponibles de los hogares, el PIB per cápita aumentó un 0,2% en los tres primeros meses del año, ampliando a cuatro trimestres consecutivos el mayor crecimiento del PIB per cápita respecto de la renta disponible por cabeza. De este modo, la renta per cápita disponible de la OCDE se situó en el primer trimestre un 2,9% por encima del dato del último trimestre de 2019, antes de la pandemia de Covid-19, mientras que el PIB por cabeza es un 1,6% superior. 

La inflación se dispara en España

Pese a que la espiral inflacionista está presente en todos los países de nuestro entorno, la mala gestión de Sánchez hace que los precios se disparen más en España que en otras regiones como Francia, Italia o Portugal. De esta forma, medidas como el tope al gas, la bonificación de la gasolina o la rebaja del recibo de luz han demostrado ser erráticas para frenar el encarecimiento de bienes y servicios, haciendo que en el mes de julio los precios suban el doble que en otros países europeos.

Según los últimos datos del Eurostat, la inflación registrada en España en el mes de julio ascendió al 10,8%, lo que supone un incremento del 0,8% en comparación con el mes anterior, cuando el IPC se situó en el 10%. Un alza que duplica el encarecimiento de los productos y servicios en otros países como Francia, donde los precios se han situado en el 6,8% este mes frente al 6,5% de junio. Nuestro país vecino, Portugal, también ha registrado un alza de la inflación, pero a un ritmo mucho menor que en España: el IPC portugués se ha situado en el 9,4% en junio frente al 9% del mes anterior, lo que supone un avance del 0,4%.

De esta forma, mientras en Alemania y Portugal los precios subían un 0,3% y un 0,4% en España los precios subían el doble en tan sólo 30 días. En el lado contrario, Italia -cuyas características socioeconómicas son muy similares a las de España- ha conseguido, no sólo frenar el alza de la inflación, sino también, revertirlo: en el mes de julio el IPC alemán se redujo un 0,1% hasta el 8,4%. Algo que demuestra que si es posible frenar el avance de los precios, aunque no con las iniciativas que está llevando a cabo el Gobierno de Sánchez en nuestro país.

Gobierno de rojos, hambre y piojos: 750.000 familias españolas ya no pueden comer

images/banners/la-flamenca-de-borgona-banador-espana.jpg
Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.