Los inmigrantes se quedan ya con la mitad de los nuevos empleos que se crean en España

inmigrantes trabajando

El trabajo en España crece a buen ritmo. Tras los peores años de la crisis, el mercado laboral toma impulso y está a punto de cumplir su quinto año consecutivo de crecimiento en el empleo. Así lo refleja el VI Informe de Ocupación que realiza anualmente la empresa de recursos humanos Adecco, en el que analiza el perfil demográfico (sexo, comunidad autónoma, edad, nacionalidad y nivel de formación) de las nuevas personas con empleo en España.

Según publica el diario El Mundo, con 478.800 trabajadores más en los últimos doce meses, un incremento del 2,5%, el número de ocupados en el país alcanza ya los 19,5 millones, el dato más alto en diez años. Esta cifra refleja el camino de unos resultados que no paran de mejorar, y con este suman 18 trimestres consecutivos de crecimiento.

Los inmigrantes han jugado un papel importante en el escenario laboral español, y han captado uno de cada cuatro nuevos puestos de trabajo (sin tener en cuenta a personas con doble nacionalidad), mejorando su posición hasta alcanzar un crecimiento de 5,7 puntos porcentuales (121.300 puestos de trabajo más), frente al 4,9% del año pasado. Al mismo tiempo, la cantidad de ocupados de nacionalidad española, que incluye a las personas con doble nacionalidad (en su mayoría de origen latinoamericano), ha avanzado un 2,1% (357.500 nuevos empleos).

Adecco también cambia las posiciones y analiza en un mismo grupo a las personas con doble nacionalidad (que en el último año han disparado 15 puntos porcentuales su presencia en el mercado laboral español con 83.300 personas más) y a los inmigrantes, obteniendo el número de ocupados inmigrantes "en sentido amplio", y "desde esta perspectiva puede decirse que los extranjeros han captado un 43% de los nuevos empleos", según el informe.

Sin embargo, la tendencia que predominaba hace un año ha dado un giro y ha cambiado la suerte de los diferentes grupos de inmigrantes: los procedentes de otros países de la Unión Europea (UE) han incrementado su presencia en el mercado laboral con un 1,2% (10.000 nuevos empleos), mientras que aquellos procedentes de terceros países han sumado 8,8 puntos porcentuales (111.400 empleos más).

En otras palabras: en el último año, de cada 100 nuevos empleos, 75 han sido ocupados por ciudadanos españoles, y los 25 restantes por inmigrantes (de estos 25 puestos, dos han sido para ciudadanos de la UE y 23 para ciudadanos de terceros países).


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.